Finaliza la restauración de dos cuadros del XVI del fondo pictórico del Ayuntamiento

Las dos obras restauradas./
Las dos obras restauradas.

Uno de ellos, de gran formato, representa a Santiago 'Matamoros' y el otro es un cobre con una escena costumbrista

ALBERTO ROMÁNÚbeda

El patio del Ayuntamiento de Úbeda acogió la presentación de dos cuadros que han sido restaurados por el Departamento de Investigación 467 de la Universidad de Sevilla, una iniciativa enmarcada en la tercera campaña de recuperación del fondo pictórico del Consistorio ubetense.

La concejala de Cultura, Elena Rodríguez, comentó que todo este trabajo ha sido posible gracias al convenio firmado con el grupo de investigación HUM 467 Materiales y Técnicas Artísticas de la Universidad de Sevilla, y que esta campaña, como las anteriores, estuvo dirigida por el profesor de Pintura del citado centro universitario, Francisco Sánchez Concha.

En esta ocasión se optó por dos obras que estaban en una delicada situación y un deficiente estado de conservación, concretamente un Santiago 'Matamoros' y un cobre con una escena costumbrista. La primera es una obra de gran formato que data del siglo XVI, de la escuela granadina del círculo de Pedro de Raxis, que sufrió un intento de robo y tuvo como consecuencia importantes daños visibles en el lienzo y en el desprendimiento de la capa pictórica. La segunda representa una escena costumbrista, del siglo XVI, en la que se plasman ricos detalles y gira en torno al pintor flamenco Martín de Vos. «Dos obras muy importantes del fondo pictórico», indicó la edil.

Rodríguez reconoció que se ha actuado a tiempo para recuperar estas piezas, gracias al convenio de colaboración firmado con el grupo de investigación, sobre el que dijo estar «enormemente satisfecha» por el trabajo que está realizando. Felicitó así a los miembros del equipo, siete personas que trabajaron durante seis semanas.

Durante la presentación, la concejala anunció que la mirada ya está puesta en una cuarta edición de esta campaña y que actualmente se están seleccionando las piezas pictóricas que podrían ser susceptibles de repararse. Las obras ahora restauradas, avanzó, serán expuestas al público en breve junto a las anteriormente rehabilitadas, para que la ciudadanía pueda apreciar el trabajo realizado por este grupo de investigación.

Proceso

El director de la tercera campaña, Francisco Sánchez, explicó que el proceso de restauración tuvo como premisa hacerle el mínimo daño a la pieza y al medioambiente con los productos y las técnicas utilizadas. En el caso del cobre, indicó que, siguiendo las indicaciones de Paolo Cremonesi, uno de los mejores restauradores a nivel mundial, se protegió la trasera de la pieza: «no tenía ningún tipo de protección y se le ha puesto, para que no pierda la belleza y la liberación del cuadro». Asimismo, al ser una pieza no religiosa y costumbrista, se siguió para su restauración el criterio arqueológico-museístico, con el que las partes que no impedían la lectura se dejaron para que cualquier persona vea el paso del tiempo de «forma fehaciente».

Por su parte, Nolasco Alcántara, licenciado en Conservación y Restauración, sobre la pieza de cobre destacó que fue una grata sorpresa descubrir sus colores. «Como pueden comprobar en la fotografía del antes, se encontraba muy oscuro, muy oxidado y con algunos repintes. Han aparecido unos colores de la escuela veneciana, influida en la pintura flamenca, deliciosos, brillantes, vivos y una perspectiva aérea de fuga en el centro en esos tonos azulados que no se apreciaban antes», describió.

En el caso del Santiago 'Matamoros', Nolasco Alcántara explicó que la pieza se encontraba muy monótona por la oxidación de los barnices. «Esos celajes de nubes violáceos, rosáceos y los propios brillos de la armadura del santo han sido todo un descubrimiento», destacó.

«Se han obtenido unos magníficos resultados a nuestro entender y desde nuestra humilde posición. Libremente hemos decidido regalar nuestro trabajo y tiempo para sacar hacia adelante este patrimonio que es de la ciudad de Úbeda y de todos», concluyó Alcántara.

Cobre con una escena costumbrista.
Cobre con una escena costumbrista.