El futuro conservatorio «no cabe, no cumple con el planeamiento y es inviable», según el PP

Fachada del Palacio de los Torrente./ROMÁN
Fachada del Palacio de los Torrente. / ROMÁN

Gerardo Ruiz del Moral aseguró que la Junta, con el beneplácito de la alcaldesa, vuelve a utilizar un problema de la ciudadanía para vender humo con el único fin de obtener réditos electorales

ALBERTO ROMÁNÚbeda

«No cabe, no cumple con el planeamiento y es inviable». Así de tajante se mostró el presidente del PP en Úbeda, Gerardo Ruiz del Moral, quien, acompañado por el vicesecretario del área de Urbanismo y Patrimonio, Miguel Sánchez, desgranó el concurso de licitación para que el conjunto de edificios del Palacio de los Torrente se convierta en sede del Conservatorio Profesional de Música 'María de Molina'.

«El PSOE de la Junta, con el beneplácito de esta alcaldesa, vuelve a utilizar un problema de la ciudadanía para vender humo con el único fin de obtener réditos de cara a las próximas elecciones municipales», aseguró. Y tras recordar la postura de la formación azul en contra de esta ubicación, el líder de los populares puso en duda que algún técnico de la Junta haya visitado el palacio para valorar sus condiciones, «en primer lugar, porque son dos edificios distintos y no uno, y en segundo, porque, ante nuestra sorpresa, solicitan la intervención en más metros cúbicos de los que cuenta».

Ruiz del Moral dijo que el concurso de licitación es «un despropósito», que encadena una sorpresa con otra. Así, sostuvo que en el programa de necesidades se garantiza al presumible proyectista «libertad plena para intervenir en el edificio y plantear las soluciones arquitectónicas que considere», cuando el Plan Especial de Protección del Casco Histórico (PEPCH) fija que se trata de un edificio en grado segundo de protección. «Aquí no se puede hacer cualquier cosa; o esta alcaldesa no lo sabe, lo que es inadmisible o, lo que es aún peor, calla, acata y miente de forma descarada para engañar a la ciudadanía», añadió.

Al hilo, el vicesecretario de Patrimonio del PP de Úbeda, Miguel Sánchez, explicó, entre otras muchas limitaciones que exige un espacio de esta catalogación, que ni las alturas ni las alineaciones del edificio pueden modificarse; que las obras permitidas no pueden ir más allá de la restauración, conservación y consolidación del espacio, con mantenimiento del uso actual (residencia para la tercera edad) y, en ningún caso, «ninguna otra que pueda poner en riesgo las características que promovieron la catalogación del edificio». Además, sostuvo que se prohíbe toda obra que afecte a la estructura baja. «Dar libertad al proyectista para plantear la solución arquitectónica es un principio totalmente opuesto a la ley», subrayó.

Al respecto, Sánchez advirtió que aunque el Plan Especial de Protección del Casco Histórico sí que contempla algunas excepciones para el uso del edificio, ninguna contempla un conservatorio. Y es que, el Palacio de los Torrente, edificio catalogado como residencia de la tercera edad, tiene asignado un uso público y dotacional y no se puede cambiar al estar protegido, según matizó.

«Inviable»

Ruiz del Moral fue más allá y calificó el proyecto de «inviable», por espacio y por inversión. En esta línea, mantuvo que en el programa de necesidades se establece hasta un total de 71 dependencias. «Si sumamos los metros cúbicos y cuadrados que requieren, definitivamente no caben», por lo que «la alcaldesa y el PSOE buscan proyectistas, pero no para que hagan una obra, sino para que hagan milagros».

En cuanto a la inversión, manifestó que el proyecto está valorado en una cifra «muy inferior» teniendo en cuenta que la intervención en este tipo de edificios supera cuantitativamente a una obra nueva, en un espacio nuevo y sin las limitaciones impuestas por el PEPCH. Y dio cifras. El presidente de los populares aclaró que se estima en 700 euros el metro cuadrado, cuando la obra requiere de una intervención muy complicada que elevaría el coste de la misma.

«El concurso propuesto para la rehabilitación de edificios para la construcción del Conservatorio Profesional de Música es inviable, a pesar de las expectativas planteadas a los concursantes. No cumple el planeamiento y, como edificio catalogado en grado segundo, está protegido en su parcela, sus volúmenes y su uso. Además, el programa demandado no cabe en el edificio y, en caso de ir contra la Ley e incumplir el planeamiento, como parece animar la propuesta, el presupuesto sería más que insuficiente para llevar a cabo las obras de nueva planta», resumió Miguel Sánchez.

Un edificio nuevo

Gerardo Ruiz del Moral puso el acento en la defensa realizada por el PP de construir un nuevo edificio que dé una solución «real y definitiva» a la comunidad educativa musical de la ciudad. Un espacio, insistió, que, «al no tener las limitaciones del edificio propuesto por el PSOE, permitiría un conservatorio adaptado, moderno, funcional que, además, permitiría crecer en número de alumnos y especialidades, con aulas insonorizadas y preparadas, con aparcamientos dignos, que garantice la calidad de la enseñanza a docentes y alumnos y que, con total seguridad, su construcción sería mucho más económica».

Sin embargo, declaró que el PSOE «pretende solucionar un problema creando otro», al mismo tiempo que recordó que «el PP lleva años presentando otras opciones que esta alcaldesa ningunea simplemente por proceder de nuestra formación política, pasando por encima su rodillo de la mayoría absoluta y primando, como siempre, las siglas del PSOE al bien de la ciudadanía», concluyó.

Temas

Úbeda