'Gatetes' se enfrenta a graves situaciones de maltrato animal de forma frecuente

La asociación 'Gatetes' intenta controlar las colonias de gatos de la ciudad utilizando el sistema de captura, esterilización y suelta

JESÚS JIMÉNEZ

Oscuridad. Un habitáculo donde el olor a gasolina penetra en los orificios nasales con tal intensidad que los pensamientos se nublan. Suena el crujir de las escaleras. El miedo invade su cuerpo, e intenta apretujarse en una esquina para no ser visto. La luz se enciende. Dos ojos de color azul y verde distinguen la silueta de una persona, con una escoba en la mano. La figura avanza, y con un rápido movimiento le golpea con el objeto. Ni los maullidos de lamento ni la sangre impiden que siga atacando.

Lo antes descrito es uno de los casos de maltrato a los que se ha enfrentado la asociación 'Gatetes'. No es el único. Gatos atropellados de forma voluntaria, envenenados con productos químicos e incluso disparados son ejemplo de los maltratos que sufren estos animales.

«Recibimos avisos de gatos heridos, pero cuando llegamos no hay nadie que haya acudido a ayudarlo» comenta Silvia Latorre, vocal de 'Gatetes'. Desde la organización señalan que existe mayor concienciación con los perros, ya que existe en la ciudadanía la idea de que los gatos callejeros pueden sobrevivir por sí solos, aunque admiten que los ubetenses cada vez están más concienciados con el respeto hacia estos animales.

La principal función de la asociación 'Gatetes' es el control de las aproximadamente 40 gaterías que pueblan Úbeda. En cada colonia puede haber entre 3 hasta 15 gatos, una cifra muy alta que supondría un grave problema sin su labor.

Virginia Serrano, presidenta de la asociación, explicó que utilizan el sistema CES (Captura, Esterilización y Suelta), un método moderno que impide que el número de animales se multiplique, ya que «los felinos adultos callejeros son muy difíciles de amansar».

La adopción es otra de las labores de las que se encarga 'Gatetes'. Sin embargo, su refugio ya se encuentra a máxima capacidad. Latorre explicó que un mayor número supondría que estuvieran afinados, «provocando enfermedades y malas condiciones para la salud». Por ello siempre buscan nuevas familias de acogida o personas dispuestas a quedárselos.

Gran parte de las actuaciones de 'Gatetes' se lleva a cabo en redes sociales, donde difunden anuncios sobre gatos desaparecidos, les buscan familia o promocionan las actividades de la asociación para concienciar a la ciudadanía.

Noticia 2:

Temas

Úbeda