El gobierno local de Úbeda dice que «no regalará duros a pesetas» con el proyecto de viviendas y auditorio

Terrenos en los que se planteó el proyecto./
Terrenos en los que se planteó el proyecto.

La concejala de Urbanismo pidió al PP que no engañe a la ciudadanía con proyectos que «entran por los ojos» pero que no resuelven las carencias de la ciudad

ALBERTO ROMÁNÚbeda

La concejala de Urbanismo y Obras, María del Carmen García, hizo algunos matices sobre el proyecto de construcción de 220 viviendas de protección oficial, 70 de renta libre y un auditorio en los terrenos de la denominada U-5, situada cerca de la gasolinera del León en Úbeda. Salió así al paso de las críticas en las que el PP denunció que el PSOE hacía caso omiso a esta oportunidad presentada por una empresa hace más de dos años.

La edil hizo hincapié en que, a tres meses de las elecciones, el PP viene con «cantos de sirena, haciendo alarde de la demagogia a la que nos suele tener acostumbrados, y generando polémica con la construcción de un nuevo espacio escénico para la ciudad». En este sentido, García manifestó que el equipo de gobierno es consciente de esta necesidad en Úbeda, «ya que como impulsores de una de las épocas más florecientes en lo que a cultura se refiere, tenemos claro que tanto el Hospital de Santiago como el Teatro Ideal Cinema se han quedado pequeños, sobre todo cuando grandes producciones llegan a la ciudad».

Pese a esta necesidad, la construcción de este nuevo espacio escénico «no puede ser a cualquier precio, económica y urbanísticamente hablando, sino que el gobierno tiene que tomar esta decisión de una manera seria y contemplando todas las necesidades y características que requiere un nuevo auditorio para la ciudad Patrimonio de la Humanidad», dijo.

La concejala del área explicó los antecedentes de esta propuesta que ahora, de una manera «oportunista», defiende el líder de los populares en Úbeda. Recordó así que a unos meses del inicio del mandato, la empresa se reunió con el Ayuntamiento por dos cuestiones relacionadas con el SUP-17 de la Alberquilla, sector en el que esta entidad tiene una «importantísima cantidad de dinero invertida, ya que compró grandes parcelas de suelo con la intención de promover allí, pero con la llegada de la crisis no se pudo, por lo que, a fecha de hoy, el dinero sigue atrapado allí mismo».

La realidad, «obviada por el líder de los populares», es que durante el anterior mandato, en el que gobernaba el PP, se mantuvieron contactos con esta sociedad y se habló sobre el SUP-17, sector que hoy por hoy es difícilmente viable. «A la vista está que no llegaron a nada, ni siquiera le devolvieron el aval», apostilló.

Tras el cambio de gobierno, explicó García, esta sociedad se reunió con el Ayuntamiento para solicitar el cese de pago del aval que tenía constituido en virtud de un convenio urbanístico. «Y el gobierno local, tras los informes técnicos favorables, pasar el tema por una comisión y el pleno, accedió a la petición de la sociedad, cosa que no hizo el PP durante su mandato», matizó.

La empresa propuso, además, una permuta, que consistía en cambiar los terrenos de la U-5 del León, suelo urbano consolidado de propiedad municipal, por terrenos del SUP-17 de la Alberquilla, suelo urbanizable sin desarrollar, es decir, como un rústico. «Nos presentaron una serie de cuadros que trataban de equiparar el valor de uno y otro terreno y nos solicitaron que los estudiáramos», reconoció la concejala.

Tras valorar la propuesta, el gobierno municipal vio «descompensado» el acuerdo, ya que la U-5 es «una joya» urbanísticamente hablando y tiene un valor muy superior a los terrenos de la Alberquilla. Transmitido esto a la sociedad, ésta ofreció en contraprestación la construcción de un «bosquete» y un aparcamiento de autobuses en la zona de la Alberquilla (SUP-17).

Sin equipar y con poco aforo

Esta última propuesta, insistió la edil, seguía muy por debajo del valor que presenta la U-5, por lo que la empresa ofreció la construcción del armazón en basto de un auditorio, en semisótano, de dimensiones muy reducidas, con un aforo que apenas superaba en 300 plazas las que ahora tiene el Hospital de Santiago. El Ayuntamiento tendría después que terminar de equipar el interior, lo que supondría una fuerte inversión, «porque es de lógica que no se puede realizar una obra y luego no equiparla y dejarla sin uso».

Además, precisó la concejala, este proyecto de auditorio no es acorde a las necesidades que actualmente tiene Úbeda, capital cultural de la provincia, puesto que además de un gran escenario también se necesitan unos camerinos espaciosos y una zona de tramoya acorde, así como una dotación de servicios como cafetería, aparcamientos y entradas accesibles para el montaje de las grandes producciones que lleguen a la ciudad.

Llegados a este punto, en la última reunión de las partes implicadas, sociedad y Ayuntamiento, el equipo de gobierno informó a la empresa que existe un proceso de licitación de la innovación del PGOU y que es momento de plantear de qué manera se puede desarrollar el SUP-17, lugar en el que la sociedad tiene invertida una gran suma de dinero.

Así las cosas, conscientes sendas partes de la importancia que tiene el desarrollo de ambos suelos, se acordó dejar pasar un tiempo para que el PGOU avanzara y se pudiera tomar una decisión responsable, que no hipoteque a la ciudad con proyectos «que a primera vista llenan los ojos del ciudadano, pero que a largo plazo no resuelven las carencias reales de Úbeda».

«Este equipo de gobierno no le ha cerrado la puerta a nadie, sino que ha escuchado cada propuesta, la ha analizado y si era viable la ha llevado a cabo», dijo la edil, añadiendo que «no vamos a dar duros a pesetas, porque tenemos la responsabilidad de velar por los intereses de los ciudadanos y de nuestra localidad». En esta ocasión, no es diferente la manera de actuar del gobierno y, como dejó claro la edil, nadie ha finiquitado las conversaciones con la sociedad.

Intereses

García se extrañó de la postura mostrada por los populares, ya que con otros proyectos empresariales «se han puesto de perfil» y, sin embargo, con este en concreto se les ha visto «muy entregados». Tal vez, apuntó la concejala, en todo este «interés repentino», tenga que ver que en este proyecto «estaban actuando de intermediarios personas afines y cercanas al PP de Úbeda y el propio presidente local del partido», aseveró.

La edil manifestó que ahora, en época electoral, comenzarán a salir macroproyectos «como conejos de las chisteras», de diferentes partidos, pero «lo que la gente necesita no son promesas incumplidas, sino realidades ejecutadas, como hasta ahora ha demostrado el actual gobierno local».

Temas

Úbeda