Héctor Alterio, anoche en Úbeda. / ROMÁN

Festival de Música y Danza de Úbeda

La voz de Héctor Alterio se sumó al tributo que el Festival de Música rinde a Piazzolla

El actor puso los recitativos y la música corrió a cargo de Juan Esteban Cuacci y La Máquina del Tango

ALBERTO ROMÁN Úbeda

El Festival Internacional de Música y Danza 'Ciudad de Úbeda' vivió ayer uno de sus momentos más especiales en el auditorio del centro cultural Hospital de Santiago. Se trató de la actuación del prestigioso actor argentino Héctor Alterio junto a Juan Esteban Cuacci y La Máquina del Tango, que reunió a numeroso público, aumentado sensiblemente gracias a la nueva normativa sobre aforos.

El espectáculo, que unió magistralmente música y palabra, llevó por título 'Lo que vendrá' y formó parte del mayor homenaje que se realizará este año en Europa para conmemorar el centenario del nacimiento de Astor Piazzolla. Un merecido tributo que se desarrollará durante el presente mes de septiembre en el evento ubetense.

Héctor Alterio (recitados), Juan Esteban Cuacci (piano, arreglos y dirección), Silvana Álvarez (viola), Toño Miguel (contrabajo y bajo eléctrico) y Lauren Stradmann (batería) interpretaron un programa configurado por inmortales obras instrumentales, como 'Lo que vendrá', 'Otoño porteño', 'Invierno porteño' o 'Adiós Nonino'; recitados como 'Alevare', 'Tocata Rea', 'Romanza del Duende', 'Contramilonga a la funerala' o 'Creo amada mía'; y momentos en el que se unieron ambas cosas, música y palabra, como 'Oblivion - Mi viejo Piazzolla'.

Astor Piazzolla, el gran revolucionario del tango, buscó en 1967 al poeta, escritor e historiador del tango, Horacio Ferrer, para trabajar juntos en la creación de un nuevo cancionero popular. Piazzolla, que venía de trabajar con varios poetas (incluso con el gran Jorge Luis Borges) le dijo a Ferrer: «quiero que trabajes conmigo porque mi música es igual a tus versos». Así nacieron tangos y canciones, junto a dos obras geniales: la monumental 'Operita María de Buenos Aires' y el 'Oratorio del pueblo joven'.

Hoy en día, la obra cantada de Piazzolla-Ferrer es mundialmente conocida por obras como 'Balada para un loco', 'Balada para mi muerte', 'Chiquilín de Bachín' o 'Yo soy María'. No obstante, ha quedado en segundo plano de esta potente pareja, un poco eclipsado por las magníficas canciones, un repertorio fascinante de recitativos pertenecientes a la 'Operita María de Buenos Aires' y al 'Oratorio del pueblo joven', parte del cual pudo disfrutar el público ubetense.

El recitativo es una forma musical concebida para la voz humana que se caracteriza por tener las inflexiones de esta voz. Al igual que en la canción la melodía está escrita en la partitura, en un recitativo también lo está. Así, la de ayer resultó una oportunidad única y casi inédita (fue la segunda función del espectáculo tras su estreno en el Festival Internacional de Tango de Granada), en la que Juan Esteban Cuacci, acompañado por La Máquina del Tango, invitó a Hector Alterio para interpretar estos recitativos y encontrarse ante unos textos y una música que revelan la verdadera revolución dentro del tango.

«Piazzolla y Horacio Ferrer, el poeta que fue su gran colaborador y cuyos textos yo recito, forman parte de la historia de Argentina. Soy afortunado porque para mí es un placer inenarrable hacer cosas de tango y puramente argentinas. Son casualidades que yo no busco expresamente, pero son especiales. Además les conocí a los dos, a Piazzolla y a Ferrer, del que fui muy amigo cuando aún vivía en Buenos Aires. Pusieron música a una obra que estaba representando yo y fui fiel espectador de sus conciertos. Siempre es hermoso recordar aquella vida que parece ya otra», señaló Héctor Alterio sobre el espectáculo.

Cuarteto de cuerda

Previamente, el jueves, en la sala Pintor Elbo del Hospital de Santiago actuó el Cuarteto Clásico de Córdoba. Luis Rubén Gallardo (violín), Salvador Campos (violín), David Fernández (viola) y Rodrigo García (violonchelo) presentaron su programa 'Luz de bohemia', compuesto por obras de Beethoven (Cuarteto Op. 18 No.4 en Do menor) y Dvorak (Cuarteto Op.96 'Americano' en Fa menor).

La actuación del Cuarteto Clásico de Córdoba estuvo enmarcada en el ciclo 'Cámara y Patrimonio' del Festival de Úbeda, que pretende potenciar pequeños y singulares espacios artísticos y patrimoniales. Incluye a formaciones o a solistas que proyecten un fenómeno artístico de especial relevancia. Adicionalmente, el festival quiere dar a este ciclo un marcado tinte social. En esta ocasión, la recaudación de 'Cámara y Patrimonio' se destinará a la Asociación Síndrome de Down de Úbeda.

Hoy

El Festival de Música y Danza servirá hoy sábado otro de sus platos fuertes con una gran gala dedicada a la música española a modo de concierto extraordinario. Reunirá sobre el mismo escenario de la plaza de toros a la Orquesta Sinfónica de Radio Televisión Española con la cantaora Marina Heredia y el guitarrista Cañizares, dirigidos por Manuel Hernández-Silva. Un lujo de recital para el que existe una gran expectación.

Cuarteto Clásico de Córdoba. / ROMÁN