Un herido por arma blanca y dos detenidos tras una pelea en el polígono industrial de Úbeda

Hospital San Juan de la Cruz de Úbeda./ROMÁN
Hospital San Juan de la Cruz de Úbeda. / ROMÁN

Evoluciona favorablemente de las heridas, localizadas en el abdomen y en una pierna

ALBERTO ROMÁNÚbeda

Un joven ubetense de 24 años tuvo que ser atendido en la mañana del pasado sábado en el Hospital San Juan de la Cruz de Úbeda al presentar varias heridas causadas por un arma blanca, originadas a raíz de una pelea registrada en la calle Cerámica, en el entorno del polígono industrial Los Cerros. Según fuentes sanitarias, tras llegar en estado grave, se le logró estabilizar mediante una intervención quirúrgica. Sigue ingresado y evoluciona favorablemente de las heridas localizadas en el abdomen y en una pierna, esta última de carácter leve.

El servicio de Emergencias 112 detalló que el joven llegó al centro hospitalario cerca de las ocho de la mañana tras verse implicado en una reyerta entre varias personas ocurrida poco después de las siete, tal y como confirmó la Policía Nacional. Poco después, tras recabar los datos necesarios y gracias a las declaraciones de varios testigos, se logró identificar al presunto agresor, vecino de una localidad cercana. De esta forma, se dio la orden para su localización y detención, investigándose igualmente si hubo otras personas implicadas.

Los testigos contaron que observaron a un joven que estaba discutiendo con otro grupo y que éste esgrimía una navaja de grandes dimensiones en actitud amenazante. Posteriormente, la víctima se dirigió a su vehículo para marcharse, pero el coche donde iba el presunto agresor impedía su marcha, a lo que pidió que lo retiraran. Lejos de esto, el agresor se enzarzó en una discusión con la víctima pasando de lo verbal a lo físico mediante empujones y bofetadas hasta esgrimir una navaja.

Ante esta acción la víctima le propinó una patada que le alcanzó el pecho, siendo alcanzado por una puñalada en su pierna y otra en el abdomen, comenzando a sangrar abundantemente y quedando totalmente aturdido, momento en el que el agresor se dio a la fuga con otra persona que le facilitó su huida trasladándole hasta su domicilio. Todo ello sin auxiliar a la víctima.

Ambos, de 32 y 33 años, fueron detenidos horas más tarde. Uno fue localizado en su domicilio. Y el otro, sabedor de que se le estaba buscando, se personó en dependencias policiales acompañado de su abogado. Se espera que pasen a disposición judicial en las próximas horas.