Jóvenes que son ejemplo de ciudadanía

Foto de familia tras la entrega de premios./
Foto de familia tras la entrega de premios.

Los Premios de la Juventud que otorga JAC cumplieron veinte años

ALBERTO ROMÁNÚbeda

Un campeón de lanzamiento de disco, una futura diseñadora de moda que apunta alto o un colectivo de veteranos empresarios que altruistamente ofrece asesoramiento a jóvenes emprendedores, fueron algunos de los reconocidos en la noche del pasado sábado durante la entrega de los Premios JAC de la Juventud. Se trata de unos galardones que otorga desde hace veinte años la Asociación de Jóvenes de Acción Católica (JAC) de Úbeda en el transcurso de su tradicional cena Corazón Joven, una cita de convivencia para amigos y colaboradores del colectivo, de sus campamentos de verano en La Barrosa y de su centro polideportivo.

El objetivo de estos premios es ensalzar el trabajo realizado por los jóvenes y para los jóvenes, subrayando que entre ellos existen ejemplos de ciudadanía, de valor, esfuerzo y superación, de solidaridad y de decisión. Cada año se escoge una muestra de esta juventud para entregarle los trofeos con una doble finalidad: por un lado visibilizar su labor ante el resto de la población y por otro lado alentarles para que sigan en ese camino

«Estos premios son sólo un pequeño botón de muestra, pues sabemos que hay muchos más jóvenes haciendo cosas estupendas, algo que la gente debe saber», aseguraron los responsables del colectivo. Los trofeos están confeccionados por el alfarero ubetense Pablo Tito.

El premio Joven Promesa, que se otorga a jóvenes que empiezan a destacar y que están teniendo una evolución positiva en el ámbito en el que desarrollan su actividad, gracias a su profesionalidad y esfuerzo, se entregó a María Sánchez Baeza-Rojano (Maria Sabaró), de 22 años, una estilista y diseñadora de moda que actualmente cursa estudios de grado de Diseño de Moda en la Escuela Superior de Diseño de Madrid (ESD).

El premio Joven Solidario 'Iqbal Mashib', destinado a distinguir el trabajo entusiasta en favor de los demás, se otorgó a la Red Solidaria de Jóvenes del Centro Escolar Sagrada Familia de Úbeda, programa de participación juvenil dirigido a chicos y chicas de 15 años en adelante que, desde una perspectiva voluntaria y altruista, se convierten en 'agentes de cambio' dentro de la realidad local. Lo que les hizo dignos merecedores de este reconocimiento es el trabajo que realizan para fomentar el desarrollo de la solidaridad, el valor de las personas y el sentido de la justicia.

Respecto al premio a la Asociación Juvenil, destinado a aquellos colectivos que están desarrollando actividades de gran calado en la población, se concedió al Movimiento Juvenil 'Cristo Vive', antes conocido como Luz Vida, por el sobradamente conocido itinerario de educación en la fe para los niños y jóvenes de la ciudad.

Por otro lado, el Premio 'Antonio Cruz' al Deporte, que trata de dar visibilidad a jóvenes que están fraguando una importante trayectoria dentro del mundo deportivo, recayó en Alberto Vilches, de 18 años de edad, por su excelente evolución en el atletismo desde muy joven y sus grandes resultados en lanzamiento, decidiéndose finalmente por el lanzamiento de disco y siendo en 2019 campeón de Andalucía. Está clasificado para el campeonato de España que se celebrará en julio.

Corazón joven y generoso

El Premio Corazón Joven 'Manuel Lozano Lolo', que se otorga a personas que, independientemente de su edad, realizan una labor importante enfocada al sector de la juventud o la infancia, recayó en la delegación jiennense de Séniors Españoles para la Cooperación Técnica (Secot Jaén), colectivo de empresarios veteranos que asesora y ayuda a los jóvenes que dan sus primeros pasos en el ámbito empresarial. Son personas que, a través de su actividad voluntaria, ponen al servicio de la sociedad sus conocimientos, experiencia y tiempo para la creación y mantenimiento de empresas. Secot es una asociación sin ánimo de lucro, constituida en 1989 y declarada de Utilidad Pública en 1995. Su presidente en Jaén es el ubetense Diego Hurtado López.

Y el Premio Corazón Generoso 'Antonio Gutiérrez Medina', con el que JAC agradece la entrega de personas cercanas al colectivo y a sus actividades, lo recibió el equipo de cocina del campamento de La Barrosa. De esta forma, Acción Católica quiso saldar la deuda históricamente contraída con todas las personas que han pasado durante los últimos sesenta años por las cocinas de ese rincón que Úbeda tiene en Chiclana de la Frontera.