Reunión con el sector.

La Junta escuchó al sector turístico de Úbeda para reorganizar y optimizar la FP

El objetivo es adaptar la oferta educativa a la demanda laboral real de cada territorio

ALBERTO ROMÁN Úbeda

La Delegación Territorial de Educación y Deporte en Jaén impulsa una mesa de trabajo con representantes del sector turístico y hostelero de Úbeda y su comarca con el objetivo de reorganizar y optimizar la Formación Profesional (FP). Así lo indicó el delegado, Antonio Sutil, quien participó, junto con la alcaldesa, Antonia Olivares, y el diputado de Promoción y Turismo, Javier Lozano, en la reunión celebrada con el presidente de la Confederación de Empresarios de Jaén, Bartolomé González, y el presidente de Hosturjaén, Antonio Lechuga, entre otros.

«Nuestra estrategia comienza con el diálogo, con la atención específica a los empresarios que han conseguido emprender y dinamizar el tejido productivo de cada una de las comarcas de Jaén para escuchar sus propuestas», afirmó Sutil, quien añadió que «ellos son los que realmente conocen las necesidades de empleo y las cualificaciones requeridas en una realidad económica cambiante y dinámica».

El objetivo final es la «dignificación» de la FP para promover unas enseñanzas adaptadas al entorno que permitan la permanencia de los ubetenses en su lugar de nacimiento, creando a la vez riqueza e incrementando, por tanto, la natalidad. «Desde la Junta de Andalucía nos hemos encontrado, cuando el actual equipo asumió el Gobierno hace poco más de dos años, una oferta formativa de FP muy deficiente en la provincia, que no solo no se adapta a las necesidades del entorno, sino que fomenta la frustración y la emigración», dijo.

Por ello, según agregó, este es uno más de los encuentros que se están manteniendo con los sectores productivos de cada municipio para seguir trabajando en la creación de una Formación Profesional que permita crecer a las empresas, que incentive el emprendimiento y que frene el éxodo demográfico.

El delegado valoró que este plan de trabajo ya ha fructificado en propuestas como el primer ciclo formativo vinculado a la madera y el mueble en Mancha Real, «una de las comarcas más productivas en este sector y que carecía de un ciclo formativo que diese lugar a personal cualificado en este ámbito».

También aludió a la propuesta implantada en Siles para fomentar el turismo de ocio y deportivo. «Es increíble que en un municipio que se ubica en un entorno privilegiado y cuyo futuro está vinculado a la actividad física y a la puesta en valor de su patrimonio medioambiental no existiesen alternativas formativas para que los jóvenes pudiesen desarrollar su actividad». Por el contrario, «la anterior administración mantuvo durante décadas un grado de Administrativo que ni tenía demanda ni salidas laborales en la comarca», señaló.

Por su parte, la alcaldesa de Úbeda puso de manifiesto la productividad de esta reunión de trabajo y la disponibilidad y sensibilidad de la Delegación Territorial de Educación y Deporte para trabajar por el futuro y la educación en la ciudad. Olivares incidió en que esta iniciativa viene motivada por el diagnóstico en el que se comprueba que hay escasez de personal formado en distintas áreas, para atender el volumen de crecimiento y la demanda turística que hay en la provincia, en general, y en Úbeda y Baeza, en particular, «un destino joven como Patrimonio de la Humanidad con una perspectiva de crecimiento de cara al presente y futuro». Por esa razón se ha pensado en la posibilidad de una formación reglada que dé respuesta a las necesidades del sector.

El diputado de Promoción y Turismo añadió que estas necesidades se detectaron en el Consejo Provincial de Turismo, y la idea es poder mejorar, más cuando es un sector que, sin duda, ha sufrido un duro revés en esta pandemia. «Por eso, las administraciones públicas tienen que unirse para intentar una reactivación que permita el progreso y el crecimiento del mismo», apuntó.

En la misma línea se pronunciaron los representantes de las asociaciones empresariales. Así, González manifestó que hay demandas formativas en dos sectores principalmente, el de la construcción y el de la restauración y cocina. Unas demandas que, a su juicio, se han acrecentado a raíz de la pandemia. Con ello hizo hincapié en la importancia de «eliminar las diferencias ideológicas» cuando se aborda un aspecto tan relevante como la educación. «Por este motivo, felicitamos a los promotores de esta iniciativa por lograr reunirnos a todos para trabajar, de forma conjunta, por nuestra ciudad y por mejorar la calidad del turismo que se ofrece a los visitantes», apostilló.

Oferta actual

Úbeda cuenta actualmente con una oferta que aglutina tres ciclos de Formación Profesional de Grado Medio y Superior relacionados con el sector turístico y hostelero que ofrecen un total de 90 plazas. Sin embargo, este curso se han quedado vacantes 44, lo que, para Sutil, «evidencia la necesidad de reorganizar la oferta, adaptarla a la realidad actual y dinamizar estas enseñanzas».

«Hay que aumentar, planificar y redistribuir la oferta de FP, incrementando su cantidad y su calidad, ya que no tiene sentido, por ejemplo, formar cada año en Úbeda a 20 estudiantes en un mismo grado cuando no se demanda ese volumen de personal cualificado en esta materia», comentó.

Al hilo, consideró que un ciclo formativo de estas características solamente puede crear frustración ante la falta de oportunidades laborales y emigración, de ahí «la trascendencia de esta mesa de trabajo impulsada desde la Delegación Territorial y que busca revertir esa situación».