Katy Gómez junto a una de sus obras. / ROMÁN

Katy Gómez narra con sus fotografías la trashumancia del cordero segureño

La exposición de la ubetense se puede visitar en la sala Pintor Elbo del Hospital de Santiago

ALBERTO ROMÁN Úbeda

Parte de la sala Pintor Elbo del centro cultural Hospital de Santiago acoge desde el pasado jueves y hasta el próximo 16 de mayo la exposición titulada 'Trashumancia. Ir y venir entre vereas', de la fotógrafa ubetense Katy Gómez. Una impresionante muestra que, debido a la pandemia, llevaba un año en la recámara de la Fundación Caja Rural y que por fin se ha podido materializar. La espera ha merecido la pena, pues el resultado bien merece una visita pausada, tanto por las obras mostradas como por su presentación en alta calidad. Todo ello para que el visitante pueda ser testigo directo de ese recorrido que hacen miles de reses y sus pastores por tierras jiennenses. Un movimiento y un esfuerzo descomunales que adquieren un halo casi mágico en la mirada fotográfica de la autora.

Este proyecto es fruto de las nueve trashumancias en las que Katy Gómez, que también es veterinaria, ha acompañado a los hermanos García Rico de Santiago-Pontones, en uno de los pocos caminos trashumantes que se mantienen aún vivos en la península ibérica. Aquel que se desarrolla entre la Sierra de Segura hasta las dehesas de Sierra Morena y que en el año 2019 trasladó a 68 ganaderías y 38.000 cabezas de ganado, en su mayoría ovinos de raza segureña. Paradójicamente es menos conocido que el camino mesteño norte-sur, aunque gracias a esta raza se mantiene viva la trashumancia y aún se puede contemplar en la provincia de Jaén, dos veces al año, el paso de los rebaños por vereas y cordeles.

Las fotografías de la ubetense trasmiten el día a día de una actividad agropecuaria que ha sido merecedora de reconocimiento tanto a nivel nacional (Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial) como internacional (Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad). Y tienen como objetivo dar a conocer la belleza y la dureza de la trashumancia jienense, haciendo un merecido homenaje a las familias trashumantes segureñas, formadas por hombres y mujeres que mantienen vivo un compromiso con el territorio, el paisaje y las tradiciones, mediante el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales, y que son productores de un cordero segureño de especial valía, tanto por su excelente calidad como por su contribución al patrimonio cultural inmaterial.

Katy Gómez condensa todo ello en sus espectaculares imágenes, con las que crea un relato muy premeditado y certero. Cada foto tiene algo que la hace excepcional, diferente, y en conjunto cuentan una historia que merece la pena conocer.

La muestra se puede visitar hasta el próximo 16 de mayo en horario de de once de la mañana a dos de la tarde y de cinco de la tarde a nueve de la noche (de martes a sábado, pues lunes y domingos cierra). Además, los días 22 y 29 de abril, así como el 6 y 13 de mayo, habrá vistas guiadas por la propia Katy Gómez, a las ocho de la tarde. Para acceder a ellas habrá que inscribirse con antelación en la página web de la Fundación Caja Rural (https://www.fundacioncrj.es/actividades/).