Manuel Carrasco desata la locura

Manuel Carrasco, anoche en el recinto ferial de Úbeda. /ROMÁN
Manuel Carrasco, anoche en el recinto ferial de Úbeda. / ROMÁN

El artista onubense congregó a cerca de 10.000 personas en el recinto ferial de Úbeda

ALBERTO ROMÁNÚbeda

La locura se desató anoche en el recinto ferial de Úbeda, en la que fue la tercera velada de FestMuve, Festival de Música de Verano que ha colocado a la ciudad Patrimonio de la Humanidad en el mapa de los grandes eventos estivales y, de camino, le está dando vidilla en un mes en el que suele bajar considerablemente la llegada de visitantes. Cerca de 10.000 personas, según la organización, se reunieron para disfrutar durante dos horas y media del buen hacer de Manuel Carrasco, uno de los artistas con más éxito en la actualidad, que está reventando taquillas allá por donde va. Se encuentra en su mejor momento, algo que ha conseguido a base de esfuerzo, perseverancia y talento, mucho talento.

El onubense se dejó ir por estos cerros dentro de la gira de presentación de su octavo disco 'La cruz del mapa' que, al igual que el anterior, está batiendo récords. Personas llegadas desde toda la provincia e incluso de fuera de ella no quisieron faltar a la cita para sumarse a esta gran fiesta en la que el cantante lo mismo fue un auténtico vendaval, cañero e imparable, que por momentos se convertía en una ligera brisa, delicada y sensible. Hubo de todo y para todos, acompañado de un gran espectáculo de luz y sonido. Puro Manuel Carrasco.

Durante su concierto ofreció momentos trepidantes y otros más intimistas, pero siempre exultante de voz y arte

Una sonora ovación recibió al protagonista de la noche cuando, pasadas las diez y media, se apagaron los focos del recinto y se encendieron los del escenario. El espectáculo iba a comenzar y unas 10.000 voces lo pedían a gritos. Algo normal teniendo en cuenta que muchas horas antes ya había grandes colas a las puertas del recinto.

Con el medio tiempo de 'Me dijeron de pequeño' arrancó el concierto que todos estaban esperando, oculto durante unos minutos tras un telón que cayó a plomo para dejarlo todo al descubierto. Y a partir de ahí ya no hubo tregua, con unos momentos trepidantes y otros más intimistas, solo a la guitarra o al piano, pero siempre con un Manuel Carrasco exultante de voz y arte «bajo la luz de la Luna», como dice la citada canción. Se metió al público en el bolsillo desde el primer minuto y, tras el show, el público se lo llevó en el corazón. Es mucha la complicidad que consigue.

Vista del público asistente.
Vista del público asistente. / ROMÁN

De su último disco sonaron temas como 'Vete', 'Mi única bandera', 'Siempre fuertes', 'Llámame loco' o 'Qué bonito es querer', además de 'Te busco en las estrellas', 'Te veo entre la gente', 'Dispara lentamente' y 'Me gusta'. Y haciendo un recorrido por su prolífica trayectoria entonó canciones como 'Yo quiero vivir', 'Ella vino al mundo', 'Tambores de Guerra' o el positivista 'No dejes de soñar'.

No faltaron guiños flamencos que el público acompañó con palmas y jaleó con 'olés'. Y completaron el repertorio seleccionado otros títulos como 'Aprieta', 'Los primeros días', 'Que nadie', 'Mujer de las mil batallas', 'Ya no', 'Uno por uno', 'Menos mal', 'Soy afortunado', 'Sabrás', 'Y ahora', 'Amor planetario', 'Yo te vi pasar', 'Siendo uno mismo' o las celebradas 'No dejes de soñar' y 'En el bar de los pesares'.

Para la recta final se reservó una sorpresa, una bulería escrita expresamente para Úbeda en la que citó muchos elementos conocidos por estos lares. Dijo así: «Iglesia de Santa María, Capilla del Salvador, el Hospital de Santiago, San Nicolás y San Pablo, cuánta belleza por Dios. Por el Mercado de Abastos, Mesones y Corredera, desde siempre se ha 'comprao' y si el dinero no ha 'dao' te lo fiaban los Biedmas. En la radio lo contaba, siempre su 'Memoria viva', la voz de Úbeda contando, describiendo 'Paso a paso' todo lo que acontecía. Por la puerta de la Consolada, el Nazareno saliendo, silencio que en San Millán subiendo está la Soledad a hombros de sus costaleros. Y qué quieres que te diga si el más grande de los grandes se llama Joaquín Sabina. Si tú sabes lo que quiero, un ochío y caracoles, vamos a los Buñoleros. Entre la calle Valencia y plaza de los Olleros, el barro cobrando vida, la historia que sigue viva en manos de los alfareros. Los romeros la acompañan de Santa Eulalia a la ermita, el Gavellar ya la espera, la Chiquitilla que llega y las campanas repican. La comarca de La Loma, joya del Renacimiento, son tus manos encalladas altivos aceituneros. En la plaza del reloj, espérame a la salida, que quiero mirar de cerca tus ojillos verde oliva». Se ganó con creces el mayor de los aplausos.

Destacó la presencia de una banda increíble, pensada para el directo: David Carrasco como director musical, teclado y saxofón, Roberto Sánchez Lavella y François Le Goffic a las guitarras, Javier Lozano Sánchez al teclado, Cristian Rodrigo Concha Díaz en la batería y José Alberto Curioni al bajo. El grupo ha hecho piña y eso se nota en el resultado.

Nada se le resiste a Manuel Carrasco, y menos aún tras llenar el Wanda Metropolitano con 50.000 personas o el Benito Villamarín con 45.000. Se trata de uno de los artistas y compositores más importantes del panorama musical actual de nuestro país, forjado a base de currar por y para la música. Entiende su oficio y los números han acabado avalándolo.

Un momento del concierto en Úbeda.
Un momento del concierto en Úbeda. / ROMÁN

Esperando a Sting

Tras el éxito de Il Divo, Pablo López y Manuel Carrasco, FestMuve reserva su plato fuerte para el 22 de julio, cuando se prevé la actuación en Úbeda de Sting. Aunque la cancelación, esta semana, de sus conciertos en Alemania y República Checa «por recomendación médica», ha generado cierta preocupación e incertidumbre. En principio, mañana domingo, 14 de julio, debe reanudar su gira en Weert (Países Bajos), que posteriormente pasará por Bonn (día 15) y Lyon (día 17) para después recalar en la península ibérica con conciertos en Calella de Palafrugell (Gerona, día 19), Vila Nova de Gaia (Portugal, día 21), Úbeda (Jaén, día 22) y Marbella (Málaga, día 23).