Dos marchas en favor de la igualdad dividieron la participación en Úbeda

Marcha organizada por diferentes asociaciones de mujeres./ROMÁN
Marcha organizada por diferentes asociaciones de mujeres. / ROMÁN

Se encontraron de frente con la celebración del Día del Stock y con las calles plagadas de género de los establecimientos comerciales

ALBERTO ROMÁNÚBEDA

El Día Internacional de la Mujer sacó por las calles de Úbeda a numerosas personas que, si bien se movieron por un mismo objetivo y dando protagonismo al color morado, no lo hicieron bajo la misma convocatoria, pues se desarrollaron dos manifestaciones casi paralelas. Pese a tener ambas un recorrido similar y finalizar en la céntrica plaza de Andalucía, no llegaron a unirse, ya que comenzaron con hora y media de diferencia.

La primera fue la marcha organizada por diferentes asociaciones de mujeres de la localidad, en colaboración con el Centro Municipal de Información a la Mujer, y formó parte de la programación de actividades organizada por el Ayuntamiento junto con una veintena de colectivos con motivo del 8 de marzo. Y la segunda estuvo convocada por CGT, contando con el respaldo de otras organizaciones sindicales y políticas.

La primera comenzó a las once de la mañana en Safa encabezada por el lema «Nos quitaron tanto que acabaron quitándonos el miedo». Respecto a la segunda, partió a las doce y media desde la avenida de Linares (esquina con Blas Infante) bajo el lema de la jornada de huelga: «¡Por ti, por nosotras, por todas!». Una concluyó con el acto institucional en conmemoración del Día Internacional de la Mujer, que contempló lectura de manifiesto, otras intervenciones y actuaciones de Skalo y María Marín acompañados al piano por Miguel Ángel Urrutia. Y la otra terminó igualmente con manifiesto e incluyó una gran batucada.

Las dos contaron con una participación similar, compartieron muchas consignas en pancartas y proclamas, y hubo hasta quien asistió a sendas convocatorias. Incluso en ambos casos se encontraron de frente con la celebración del Día del Stock organizado por la asociación de comerciantes y, por consiguiente, con las calles plagadas de género de los establecimientos participantes, mezclándose manifestantes que gritaban «no nos mires, únete», con público que buscaba gangas entre los percheros cargados de prendas. Esto dio lugar a una jornada de contrastes y matices.

Pese a todo ello, el mensaje central de la jornada quedó claro: la igualdad entre hombres y mujeres es cosa de todos y aún queda mucho por avanzar, por lo que no hay concesiones para dar ni un paso atrás. También se habló de unidad, pero claro, para eso hay que predicar con el ejemplo. Al menos así se entendió a pie de calle.

Fuera del apartado más reivindicativo, por la tarde, en Safa, tuvo lugar la conferencia titulada 'La mujer, el origen del mal. Símbolos ocultos para su difamación', que corrió a cargo de José Miguel Gámez Salas, historiador del arte y presidente de la Asociación Úbeda por la Cultura. Fue así gracias a que este año el colectivo se ha añadido al listado de entidades colaboradoras con la extensa programación del Día Internacional de la Mujer.

A través de esta charla se mostró el «escarnio» al que ha sido sometido el género femenino a lo largo de la historia, pues mediante la instrumentalización de la literatura y del arte, junto con dos de sus disciplinas auxiliares como la iconografía y la simbología, «se ha difamado y vejado a la mujer». Gámez Salas escenificó tal «vilipendio» con la representación de diversas obras pictóricas y sentencias literarias que no hicieron sino contribuir en tan «lamentable» tratamiento hacia el sexo femenino.

Temas

Úbeda