Noche mágica en San Lorenzo con la música de Marlango

Leonor Watling durante su concierto en San Lorenzo./ROMÁN
Leonor Watling durante su concierto en San Lorenzo. / ROMÁN

La banda de Leonor Watling y Alejandro Pelayo participó en la sexta edición de las Jornadas 'Sabina por aquí'

Alberto Román
ALBERTO ROMÁNÚbeda

Todo lo que sucede en San Lorenzo suele tener un halo especial, casi mágico. Y cuando se trata de música, mucho más. El aplauso suena distinto y la atmósfera genera una idílica conexión entre quienes pisan el escenarios y los que ocupan las localidades.

Ocurrió de nuevo el viernes durante el concierto de Marlango, que abarrotó la nave central de este templo recuperado para la cultura por la Fundación Huerta de San Antonio. Fue otro de los grandes momentos que está regalando la sexta edición de las Jornadas 'Sabina por aquí' que organiza el colectivo Peor para el Sol.

Leonor Watling, poniendo la voz y la mirada tímida, y Alejandro Pelayo, con el piano y la elocuencia, acompañados por Marta Mulero, al chelo y al lirismo, se perdieron por estos cerros dentro de la gira de conciertos con la que están presentando su último disco 'Technicolor', un trabajo muy cinematográfico que ha colocado definitivamente a Marlango en la sección 'gourmet' del gran almacén en el que se ha convertido la industria.

Conste que el público ya iba convencido de antemano pero, visto lo visto y escuchado lo escuchado, se afianzaron las convicciones sobre esta banda y este proyecto que acierta porque suena a verdad. Todo lo que sucede en escena es auténtico y eso se transmite al patio de butacas.

Durante el recital sonaron muchos de los temas de 'Technicolor' junto a otros de trabajos anteriores, como 'Un día sin ti', 'Veneno', 'Poco a poco', 'Gira' o 'Un momento perfecto', que dio continuidad al perfecto momento en el que el público cantó de principio a fin 'Insurrección' de El Último de la Fila, marcado por los acordes del piano de Pelayo. Y es que, hubo un destacado apartado de versiones, de temas tan variados como 'Ay pena, penita, pena' de Lola Flores, 'Via con me' de Paolo Conte, 'Copenhague' de Vetusta Morla o 'Semilla negra' de Radio Futura, llevados al terreno Marlango sin dificultad y con total naturalidad.

Al talento de los músicos y a lo especial del lugar hubo que sumar, además, el trabajo de los técnicos de sonido e iluminación (Tuá), cuyo buen hacer dio lugar a un concierto perfecto en todos los sentidos.