Un momento del concierto.

Noche de tributos a cargo de la Agrupación Musical Ubetense

La banda rindió homenaje a clásicos del rock, el pop e incluso la música disco

ALBERTO ROMÁN Úbeda

La Agrupación Musical Ubetense ofreció un concierto extraordinario enmarcado en la programación cultural de feria. Se trató de su segunda 'Noche de tributos' con la que la banda rindió homenaje a clásicos del rock, el pop e incluso la música disco, llevándoselos a su terreno aunque fue necesario incorporar algunos instrumentos no habituales en la formación. El recital se desarrolló en el auditorio del Hospital de Santiago y no en el patio como estaba previsto, debido a las malas condiciones meteorológicas. Y de la dirección se encargó Rafael Martínez Redondo.

Este repaso por música de ayer y de siempre comenzó con el 'Bienvenidos' de Miguel Ríos, que dio paso a un popurrí de clásicos de las distintas épocas de Alaska, desde 'A quién le importa' hasta 'Bailando'. Algo similar se hizo con Queen, uniendo fragmentos de algunos de sus temas más conocidos como 'Bohemian rhapsody' o 'We will rock you', y también con Led Zeppelin y sus inmortales 'Kashmir' o 'Stairway to heaven'. Y sonó igualmente un popurrí de música disco que incluyó el 'Stayin' alive' de los Bee Gees, 'I will survive' de Gloria Gaynor o el 'YMCA' de los Village People.

De cosecha nacional hubo otra recopilación de Mago de Oz, con fragmentos de 'Fiesta pagana', 'Molinos de viento' o 'La posada de los muertos'. Y barriendo para casa, también sonó Joaquín Sabina con versiones para banda de 'El blues de lo que pasa en mi escalera' o 'Pongamos que hablo de Madrid'. El concierto finalizó por todo lo alto con 'The final countdown' del grupo Europe.