Destrozos y robos en las VPO de la calle Ariza de Úbeda que llevan año y medio vacías

Destrozos y robos en las VPO de la calle Ariza de Úbeda que llevan año y medio vacías
  • Año y medio después de sortearse las 22 viviendas protegidas que se levantaron en la calle Ariza de Úbeda, éstas siguen vacías, abandonadas a su suerte, a la espera de ser habitadas. Aunque el problema no es precisamente que estén cerradas a cal y canto. Y es que, algunas han sido forzadas, destrozadas y saqueadas, lo cual se une a los cuantiosos daños que han sufrido y están sufriendo los espacios comunes.

Entrar en el patio comunitario que sirve de acceso a estos pisos es desolador, por la incongruencia que se presenta al saber que se trata de un bloque de nueva construcción pero, no obstante, tener ante la vista unas viviendas fantasma que parecen llevar abandonadas una década. Para llegar al interior sólo es necesario atravesar una valla metálica de protección de las que se utilizan en las obras, algo sencillo pues suele estar retirada o directamente tumbada en el suelo.

Y una vez dentro del patio central, dando un giro de 360 grados, junto a materiales de obra sobrantes y a la basura y abundante suciedad se pueden ver persianas rajadas, cristales rotos, listones de madera y rieles de aluminio arrancados de las celosías de las ventanas, e incluso buzones abiertos o tirados por el suelo.

Puertas reventadas

Como algunos portales que dan acceso a las escaleras están abiertos por acción de los vándalos, la visita puede continuar. Y a partir de ahí es fácil comprobar que las puertas de varios pisos han sido forzadas, destrozando completamente la cerradura y llevándose por delante hasta parte del marco de madera. Así, recorriendo las habitaciones, se aprecia que han desaparecido todos los sanitarios, algunas canalizaciones y hasta los enchufes e interruptores, quedando la mayoría de las cajas de la instalación eléctrica con los cables colgando.

Las viviendas de la calle Ariza fueron las primeras que se comercializaron de un paquete de 160 que viene construyendo la Junta de Andalucía en varios puntos del casco antiguo ubetense y que se encuentran en diferentes fases de ejecución. En el caso de estas 22, el sorteo público se realizó el 22 de diciembre de 2009, hace más de año y medio.

Ese día tan señalado, mientras todo el país estaba pendiente de los niños de San Ildefonso, alrededor de 450 ubetenses sentían la ilusión repartida, pues tenían también la mirada puesta en otro sorteo, el de los pisos, que se celebró sólo unas horas después en el Hospital de Santiago. 22 personas tuvieron la alegría de escuchar su nombre como futuros propietarios. Pero después fueron renunciando, una a una, mayoritariamente porque no lograban que el banco les concediera la hipoteca.

En todo este tiempo, cada renuncia se ha venido sustituyendo por el siguiente posicionado en la reserva, y la situación se ha ido repitiendo. Así hasta superar los 100 expedientes tramitados hasta la fecha, entre los cuales están los últimos adjudicatarios provisionales que andan buscando financiación con pocas perspectivas de éxito.

El embudo de los bancos

Al respecto, el delegado de Obras Públicas, Rafael Valdivielso, manifestó a IDEAL con pesar que las entidades financieras no están cumpliendo el compromiso adquirido de dar facilidades en lo referente a las hipotecas para vivienda protegida. «Ahí está el embudo, en el bloqueo de los préstamos hipotecarios», añadió.

En su opinión, en el ámbito del problema general de la vivienda «han cumplido las administraciones, los sindicatos, los empresarios. todos menos las entidades financieras», con lo cual se están produciendo muchas situaciones como la de la calle Ariza de Úbeda. «Estamos atados de pies y manos», apostilló.

Se repararán

En relación a los desperfectos ocasionados en los pisos, manifestó que se han hecho las gestiones para que se incremente la vigilancia y anunció que cuando haya propietarios definitivos, con sus hipotecas, se procederá al arreglo y equipamiento de las viviendas y de los espacios comunes.