La iglesia de Santa María se quedó pequeña para el funeral por el sacerdote José Araque

La iglesia de Santa María se quedó pequeña para el funeral por el sacerdote José Araque
  • La iglesia de Santa María de los Reales Alcázares de Úbeda se quedó pequeña durante el funeral oficiado como despedida al sacerdote José Araque, que fue enterrado la pasada semana en La Guardia de Jaén, su ciudad natal, y que pasó los últimos años de su vida al cargo de la parroquia ubetense de San Pablo. Varios cientos de personas participaron en la eucaristía, que fue oficiada por Juan Ignacio Damas, arcipreste de Úbeda. Había gentes de todas las edades, en su mayoría pertenecientes al entorno cofrade, toda vez que José Araque fue consiliario de un buen número de hermandades.