292 actuaciones del servicio de vigilancia del polígono industrial en el primer semestre

292 actuaciones del servicio de vigilancia del polígono industrial en el primer semestre
  • El servicio de vigilancia privada que gestiona la Asociación Local de Comercio, Industria y Servicios (Alciser) de Úbeda en los polígonos industriales de la ciudad realizó durante el primer semestre del año 2011 un total de 292 actuaciones de diversa índole. Esto ha sido valorado muy positivamente por el colectivo empresarial, que sufraga los gastos de este dispositivo junto con las aportaciones de los empresarios, aunque no todos lo hacen pese a que de forma indirecta se benefician de la presencia de vigilantes.

Entre enero y junio se inspeccionaron un total de 198 saltos de alarmas que se produjeron en las naves del polígono, personándose los efectivos para comprobar si existía algún problema. Asimismo, impidieron hasta en 2 ocasiones el robo de gasoil en camiones estacionados, y ante la presencia de vehículos o personas sospechosas por los alrededores alertaron 18 veces a la Policía Nacional, 14 a la Guardia Civil y 16 a la Policía Local.

De la misma forma llamaron a los Bomberos en 17 ocasiones para avisar de incendios producidos en contenedores de basura y otros residuos, y asistieron a las víctimas de 5 accidentes de tráfico que se produjeron en sus horarios de servicio. Los vigilantes también atendieron la alerta máxima que les trasladó la Guardia Civil en 3 ocasiones y detectaron la rotura de mobiliario urbano del polígono en 5 momentos concretos, trasladándolo posteriormente al Ayuntamiento para que subsanara estos problemas.

Finalmente, cabe añadir que los responsable del servicio de vigilancia detectaron y apagaron con sus propios medios 2 incendios en vehículos, frustraron 6 robos en naves, y en 6 ocasiones avisaron a la Guardia Civil por motivos diversos.

El presidente de Alciser, Bartolomé González, hizo un balance positivo de éstas actuaciones en el primer semestre del año y felicitó a la empresa que realiza el servicio de vigilancia que sufragan algunos empresarios de los polígonos industriales.