Vecinos denuncian el abandono de un solar en el barrio de San Millán

Vecinos denuncian el abandono de un solar en el barrio de San Millán
  • El número dos de Izquierda Unida, Luis Fernández, reunió a los medios de comunicación para denunciar publicamente el «estado lamentable» en que se encuentra el solar privado situado justo enfrente del número tres de la Cuesta de Aguirre, en pleno barrio de San Millán.

Concretamente, el lugar cuenta con un enorme socavón de más de dos metros de profundidad, fruto de unas pasadas catas arqueológicas, que no dispone de un vallado de protección que salve de los peligros potenciales que pudieran acaecer.

En torno a él, la maleza y la broza se distribuyen de manera descontrolada, con el riesgo de incendio que ello supone, así como las infecciones que de la basura y despojos allí existentes pudieran derivarse, sostuvo el edil, que además manifestó cómo este tipo de situaciones se dan, injustamente, con mayor frecuencia en la periferia antes que en otros lugares más céntricos de la ciudad.

Desde Izquierda Unida trasladan el malestar generado entre los vecinos en estos últimos cuatro años con motivo de este problema e instan al actual equipo de gobierno a que visite la zona y exija al propietario del terreno que ponga los medios necesarios para la limpieza del mismo o, en su defecto, «que el Ayuntamiento se haga cargo y después pase la factura al titular».

Luis Fernández aseguró que desde la formación política a la que pertenece no van a «dejar de estar en la calle denunciando injusticias y exigiendo los derechos de los ciudadanos» porque entienden que esa viene siendo y será su labor.

Por último, los vecinos cuya vivienda se ubica en el número tres del lugar, Pedro Torralba y Guadalupe Quesada, también quisieron comparecer para denunciar las mismas ciscunstancias, puesto que, según ellos, se han visto obligados, ante las evasivas de limpieza municipales, a tomar remedios preventivos de toda índole, como colocar mosquiteras y toallas en las ventanas para evitar así verse invadidos por ratas e insectos. Del mismo modo, alertaron de la posibilidad existente de lamentar un mal mayor si el problema no termina de resolverse.

En otro orden de asuntos, Luis Fernández aprovechó la ocasión para pedir al actual equipo de gobierno que se reúna lo antes posible con la directiva del Festival de Música de Cine para que dicho evento, como importante revulsivo en materia turística que es, no tenga que trasladarse a otra ciudad en las ediciones venideras.