El acondicionamiento de vías agrícolas ya empieza a ser efectivo

El acondicionamiento de vías agrícolas ya empieza a ser efectivo
  • A fin de comunicar a todos los afectados, en este caso a los agricultores que ven interrumpido el acceso a sus explotaciones, que gracias a la nueva corporación municipal, después de cuatro años de sequía en mejoras, se han comenzado a arreglar los quinientos kilómetros de vías agrícolas de que dispone el término y que actualmente se encuentran en una situación de abandono y completamente intransitable. «Ese arreglar caminos no se va a quedar aquí, sino que es ahora cuando empezamos, y no terminaremos hasta que no queden totalmente transitables», afirmó el edil popular.

En torno a la distribución del trabajo que se está llevando a cabo, quiso destacar que éste queda delimitado por tres equipos de se reparten entre las zonas norte y sur de la ciudad con toda la maquinaria que corresponde en estas labores de adecuación, como moto-vibradoras, rulos, grúas de riego, buldoces, e.t.c. En definitiva, se pretende acaparar en el mínimo tiempo el máximo esfuerzo posible antes de que empiecen a registrarse las primeras lluvias y, sobre todo, para que de cara a la próxima campaña de recogida de aceituna los inconvenientes sean muy reducidos.

José Luis Romera quiso dejar claro que no todos los caminos se prestan de igual modo a su correspondiente arreglo, puesto que algunos no cuentan con un trayecto lineal, carecen de cunetas o están colmados de rasantes y, en estos casos, tanto el esfuerzo como el suministro de material se elevan considerablemente. Acto seguido, confeccionó una lista de los trayectos que se van a someter a este tipo de tareas de acondicionamiento, como por ejemplo el camino de la Vega, el camino del Cerro, el camino de la Vía, camino Calatrava, camino Cuesta Zapata, camino Contrabandista, camino Fuente de la Rosa o camino Quesada, entre otros.

En cuanto a la inversión del proyecto, el concejal delegado sentenció que ésta es «bastante menos de lo que la gente se piensa». Asimismo, apuntó a una de las premisas del plan de austeridad de los Populares, consistente en restar de sitios donde el gasto es menos prioritario para invertirlo en problemáticas de mayor envergadura. También hizo referencia a la dejadez dispensada por el anterior equipo de gobierno en materia de agricultura puesto que, según él, el trabajo que había por hacer no dependía tanto del dinero como de la voluntad. «Este proyecto es de una prioridad absoluta, puesto que es la agricultura la que nos da de comer en Úbeda», concluyó José Luis Romera Vizcaíno.