Nuevos cortes en el abastecimiento de agua en la pedanía de San Miguel

Nuevos cortes en el abastecimiento de agua en la pedanía de San Miguel
  • La pedanía ubetense de San Miguel sigue sufriendo problemas con el abastecimiento de agua potable. Sus vecinos dependen de un camión cisterna que les envía cada cierto tiempo el Ayuntamiento de Úbeda para llenar los depósitos de la aldea, desde los que se canaliza el agua hasta las viviendas. Y así van tirando. Hasta que por algún motivo el camión se retrasa o los depósitos se agotan antes de tiempo debido a un incremento en el consumo.

Así ocurrió el pasado fin de semana, y tuvieron que estar durante un par de jornadas con los grifos de adorno. Y lo malo es que no es la primera vez que sucede, pues esta situación se repite demasiado habitualmente. No en vano, los habitantes vienen denunciando la precariedad del servicio de abastecimiento de agua desde hace años, muchos años.

Protestas

Incluso pidieron la intervención del Defensor del Pueblo, el cual reprobó la actitud y falta de respuesta del Consistorio. Y han protagonizado protestas públicas en varias ocasiones, las cuales, viendo lo visto, han servido de poco. Lo de remover pancartas ha perdido fuelle.

El grupo municipal de IU en el Ayuntamiento de Úbeda se hizo eco del malestar de los vecinos tras visitar la aldea en días pasados. Según el portavoz de esta formación política, Diego de la Cruz Martínez, no es admisible que en estos tiempos existan problemas y carencias con algo tan básico y necesario como es el abastecimiento de agua potable. De esta forma, pidió al Ayuntamiento que, en principio, controle los portes que da el camión cisterna y su asiduidad, para que no falte el agua en San Miguel. Y después, que se busque una solución definitiva a la conexión de la red, para que el líquido elemento llegue a la pedanía directamente desde el Puente de la Cerrada y los depósitos siempre estén llenos.

1.000 euros por acometida

El concejal de IU recordó que en su día se pidió a los habitantes de la zona 1.000 euros por cada acometida para llevar a cabo este proyecto de canalización de agua en alta. Pero hasta la fecha no ha habido resultados, y la colocación de la tubería general se quedó a medias. A la contra, dijo que en la pedanía de Veracruz pasaba algo similar y se solucionó, y ello además sin pedirle a los vecinos ni un euro.

Según Diego de la Cruz Martínez, este problema ha obligado a muchos residentes de San Miguel a comprar el equipo de bombeo y las canalizaciones necesarias para llevar hasta sus casas el agua de una acequia cercana, aunque el problema es que no es potable. Así, aunque pueden ducharse y hacer labores de limpieza y riego durante los cortes, para beber deben comprar agua embotellada.

El proyecto está hecho

El responsable de Anejos del anterior equipo de gobierno, el socialista Francisco Muro, manifestó a IDEAL que este problema viene de largo, aunque confirmó que durante su mandato se avanzó bastante para darle solución. Según dijo, se limpió el depósito de San Miguel y se redactó el proyecto para llevar el agua en alta, llegándose a hacer parte de la canalización. Así, aseguró que falta por hacer la acometida que va directa al depósito, algo que deberá asumir ahora el nuevo gobierno municipal.

Con camiones desde principios de 2008

Ante las deficiencias históricas de la red de agua de San Miguel, desde principios de 2008 se está abasteciendo a la pedanía mediante un camión cisterna que recorre cada cierto tiempo 30 kilómetros para acceder a la aldea con el fin de llenar el depósito municipal desde el que el agua potable llega a los domicilios sin problemas de presión.

Desde entonces el Ayuntamiento ubetense corre con los gastos del transporte del agua y de su tratamiento para que se mantenga potable. Tres años y medio después de tomarse esta medida, los vecinos consideran que ya va siendo hora de zanjar el asunto y darles una solución definitiva.

Otras demandas

Espacios públicos. En otro orden de asuntos, IU aprovechó para denunciar otras carencias de San Miguel, asegurando que falta mantenimiento en las calles, plazas y espacios públicos, y que muchos servicios municipales brillan por su ausencia, como es el caso del arreglo de los jardines.

Símbolos franquistas. Además, esta formación política, a través de su concejal Luis Fernández, criticó que en la pedanía siga habiendo símbolos franquistas, que proceden de su origen como pueblo de colonización. Es el caso de algunas placas, las cuales, según Fernández, deberían ser retiradas «en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica».