Concentración de apoyo a la actual responsable de la Escuela de Danza

Concentración de apoyo a la actual responsable de la Escuela de Danza
  • Alrededor de 150 personas se concentraron en la tarde de ayer en el patio del centro cultural Hospital de Santiago de Úbeda para mostrar su apoyo incondicional a la actual responsable de la Escuela Municipal de Danza, Rosalía Martino, frente a la decisión del Ayuntamiento de recuperar y gestionar directamente el servicio, convocando un concurso oposición para seleccionar monitora.

La propia profesora quiso hacer una serie de aclaraciones ante el alumnado y numerosos padres y madres, matizando las declaraciones que se han hecho al respecto desde el Consistorio y la Universidad Popular Municipal, a la que pertenece el centro. Según dijo, es falso que no haya mostrado interés por continuar con el servicio, pues en todo momento ha intentado resolver la situación y dialogar con los responsables municipales, algo que no siempre ha conseguido.

Así, comentó que en el mes de julio presentó a la administración local una revisión de tasas de cara al nuevo curso, lo cual implicaba que quería continuar con la gestión de la escuela, y que en los primeros días de septiembre hizo lo propio con la revisión de contrato. Pero sobre este segundo documento le dijeron que el plazo había finalizado en agosto, frente a lo cual no pudo actuar porque el consejo rector de la Universidad Popular tardó muchos días en reunirse.

La profesora aseguró que se reunió en varias ocasiones con la concejal delegada de Educación, la cual le comentó que no había voluntad política de mantener la Escuela de Danza funcionando tal y como lo ha estado haciendo en los últimos años, y que la intención era regularla como el resto de escuelas de la Universidad Popular, convocando unas pruebas de selección a las que ella podría optar. Además, ante su preocupación porque las matrículas estaban formalizadas y las clases iniciadas, se le dijo que los alumnos no se verían afectados y que no habría interrupciones.

No dará tiempo

De esta forma, Martino aseveró ayer que semanalmente ha ido preguntando por la convocatoria de las citadas pruebas, hasta llegar a estos días en los que difícilmente dará tiempo a resolverlo todo antes del día 27 de noviembre, que es cuando acaba su contrato de gestión. No en vano, el nuevo pliego de cláusulas para contratar a la nueva responsable no se aprobó hasta el martes. Ante esta cada vez más probable interrupción de las clases, la monitora declaró que la edil le aseguró que no pasaba nada, pues cuando llegara el momento la Navidad estaría cerca y se perderían pocas sesiones.

Además, la profesora aseguró que en todo este tiempo ha intentado reunirse con el alcalde para hablar del tema, pero no ha sido recibida. En su intervención, Rosalía Martino subrayó que la Escuela Municipal de Danza se ha estado autofinanciando hasta ahora, sin costarle ni un euro al Ayuntamiento, y que su objetivo siempre han sido los alumnos y el mantenimiento de las clases. Según dijo, si todo el mundo hubiera puesto en su respectivo trabajo el mismo interés que ha puesto ella en el suyo, este problema no habría surgido. Y finalmente, anunció que su intención es presentarse a las pruebas de selección. «Haré todo lo posible para que la escuela continúa como hasta ahora», apostilló.

«Hay tanto por hacer en Úbeda, y para algo que funciona bien...»

El alumnado allí presente mostró su disposición a dejar la Escuela Municipal de Danza si Rosalía Martino no siguiera al frente de la misma. En representación de los concentrados, Esther Aibar aseguró no entender cómo se ha llegado a esta situación con el curso ya en marcha, y consideró que todo se tenía que haber resuelto antes. Además, manifestó que las explicaciones que da el Ayuntamiento no convencen, y que si cambian las cosas será muy difícil mantener el clima familiar existente en el centro dado que es complicado conseguir el vínculo actual entre los profesores y los alrededor de 250 alumnos matriculados. «Hay tantas cosas por hacer en Úbeda, y para algo que funciona bien lo echan por tierra», apostilló, anunciando que se ha iniciado una campaña de recogida de firmas apoyando a la responsable de la escuela y a sus dos monitoras.

PSOE

Sobre este asunto también se pronunció ayer el portavoz del grupo socialista, Marcelino Sánchez, asegurando que se trata de «otra actitud prepotente del alcalde» que «avasalla los derechos de alumnos y profesores». En su opinión, la decisión de cambiar la fórmula de gestión del servicio se tomó de forma tardía. Y recordó que la comisión trató en la tarde de ayer las bases del concurso de selección pero sin que la plaza esté contemplada, sin que existan recursos económicos previstos y presupuestados para asumirla y sin negociar el proceso con los sindicatos. Así, criticó que se ponga en riesgo la Escuela Municipal de Danza «sin consultar con nadie».