El conquistador ubetense Alonso de Molina protagoniza la última novela de Arsenio Moreno Mendoza

El conquistador ubetense Alonso de Molina protagoniza la última novela de Arsenio Moreno Mendoza
  • El ubetense Alonso de Molina fue el primer occidental que, en los años previos a 1530, plantó sus pies en el actual Perú, en tierras del imperio Inca. Su presencia ante los nativos marcó un antes y un después para ambas partes. Y por si fuera poco llamativo para aquélla gente el acontecimiento de su llegada, se presentó además acompañado de un esclavo negro. Era la primera vez que veían por esos lares una piel tan clara y otra tan oscura. La estampa debió ser épica. Los hechos que precedieron a este momento y, sobre todo, lo mucho que sucedió después, le ha servido para hilar su última novela a Arsenio Moreno Mendoza, quien vio en este paisano la excusa perfecta para narrar cómo fueron o debieron ser tantos y tantos viajes hacia el nuevo mundo, plagados de aventuras y, más aún, desventuras.

'Hijos de la espuma del mar' es el sugerente título de esta obra, en alusión a las creencias de los indígenas sobre la ascendencia divina de quienes venían del océano sobre aquellas naves que debieron parecerles creaciones del mismísimo dios Viracocha. Una novela con la que Arsenio Moreno rescata la figura de Alonso de Molina, quien participó en el segundo viaje de Francisco Pizarro en pos del imperio incaico, siendo uno de los 'Trece de la Fama', trece soldados que permanecieron junto al conquistador en los momentos más críticos de su empresa, cuando el resto de compañeros de expedición optaron por abandonarle en la isla del Gallo.

A diferencia de otras novelas en las que también cobra protagonismo el militar ubetense, Moreno Mendoza ha intentado ajustarse lo máximo posible a la realidad histórica de todo lo que le aconteció antes y después de desembarcar en Perú. Cree haberlo conseguido en un 90% de las páginas. Para ello se ha basado en las crónicas de la conquista de América, las cuales no eran escritas por literatos, sino mayoritariamente por soldados que utilizaban un lenguaje muy directo, sin concesiones, muy similar a lo que hoy podría ser el estilo de la crónica periodística.

Al grano

En 'Hijos de la espuma del mar', el autor también va al grano, directo a los hechos, lo que hace que la lectura sea muy fácil. Tanto que engancha desde las primeras páginas. Lógicamente, se toma sus licencias para llevarse la historia al terreno de la novela. La más clara es la que utiliza para situar a Alonso de Molina en su Úbeda natal, consumiendo sus últimos días y derramando todos sus recuerdos. Y es que, se cree que el ubetense murió en la isla Puná, donde decidió quedarse y llegó a liderar a sus habitantes, aunque acabó asesinado por los enemigos de éstos. Moreno Mendoza confiesa que prefirió devolverlo a Úbeda para, de esta forma, rebobinar su historia.

En las páginas de la novela, y por conocimiento propio, el autor hace un alarde descriptivo de los escenarios que utiliza, desde Úbeda y Sevilla hasta las tierras del nuevo mundo, hoy paradisiacas pero entonces convertidas en auténticos infiernos para quienes decidieron embarcarse en esta conquista y tuvieron que enfrentarse a manglares, montañas, lluvias torrenciales, mosquitos, indios primitivos y feroces, ríos caudalosos y caimanes, paludismo y mucha hambre. Además, analiza con certeza el choque de civilizaciones, los contrastes de los encuentros entre unos y otros.

Arsenio Moreno cuenta que escribiendo otro trabajo en el que hablaba de ubetenses que a lo largo de la historia habían marchado fuera obteniendo importantes logros, descubrió que en los siglos XVI y XVII muchas personas decidieron poner rumbo a América, tanto hombres como mujeres. Entre ellas también gente de Úbeda. Fue así como dio con Alonso de Molina, a quien decidió dedicarle toda una novela tras seguir investigando y leyendo sobre él. Aunque reconoce que lo que realmente le convenció para ponerse manos a la obra ante los folios en blanco fue el hecho de que el ubetense le dijera al mismísimo Pizarro que no quería volver a España y que éste, tras sus peticiones, le permitiera quedarse.

El autor

Arsenio Moreno Mendoza, doctor en Historia del Arte por la Universidad Complutense de Madrid, es catedrático de Historia del Arte en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla y académico correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid. Fue director del Museo de Bellas Artes de Sevilla y posteriormente del de Granada.

Autor de una quincena de libros, ensayos en su mayoría dedicados a la investigación de la arquitectura, el urbanismo y las artes plásticas en la España del Antiguo Régimen, ha publicado novela y relatos en los últimos años tales como 'Hijos de Padilla' (Silex, 2007), 'El Caballero indeterminado' (Algaida, 2009), 'Aquel verano del Álamo' (Diputación de Jaén, 2014) o 'Roldana' (Ediciones En Huida, 2014). Curiosamente, en la mayoría de los casos, por sus escenarios o personajes, tienen alguna relación con Úbeda, ciudad de la que, además, Moreno Mendoza fue alcalde.

Presentación, hoy

'Hijos de la espuma del mar' se presentará esta tarde de miércoles, a partir de las ocho y media, en las instalaciones del Espacio Cocina de More&More e Interiorismo Trinidad, situadas en la calle Rastro de Úbeda. Un lugar que favorecerá que queden en la calle los formalismos y que en el interior los asistentes tengan la oportunidad de tomar una copa de vino y charlar distendidamente con el autor, quien tiene mucho que contar sobre la apasionante historia de ese gran conquistador ubetense que fue Alonso de Molina.