Raphael viste de gala sus canciones

Raphael, anoche, durante su concierto en Úbeda.
Raphael, anoche, durante su concierto en Úbeda. / Román
  • El artista linarense actuó anoche en Úbeda veinte años después de su última visita

  • Acompañado por la Orquesta Sinfónica de Almería, concentró más de 55 años de trayectoria artística en casi tres horas de concierto

Como si el tiempo no hubiera pasado por él ni por sus canciones, como si verse rodeado de varias decenas de músicos de la Orquesta Sinfónica de Almería le hiciera crecerse aún más (si es que esto es posible), Raphael volvió a Úbeda muchos años después de su última visita a la localidad para concentrar en casi tres horas de concierto más de 55 años de trayectoria artística. Una auténtica proeza que el público agradeció con ovaciones.

Pero no fue un resumen al uso de sus mejores temas, esos que han servido de banda sonora a varias generaciones y que siguen tan vivos como el primer día que brotaron de su garganta. Fue un repaso de grandes éxitos vestidos de gala gracias al formato de recital con orquesta. Precisamente anoche se cumplía un año y un día del inicio de esta gira 'Raphael Sinphónico'. Un proyecto con el que el artista linarense había soñado toda su vida, que se hizo realidad en el Teatro Real de Madrid el 22 de julio de 2015, que posteriormente le llevó por media España, Latinoamérica y algunos puntos de Estados Unidos «con enorme éxito» y que durante lo que queda de verano y parte del otoño le llevará por la media España que le queda.

Tras pasar por lugares como Nueva York, Puerto Rico, Colombia, Ciudad Juárez o Miami (donde, por cierto, le volvieron a dar las llaves de la ciudad), el pasado 16 de julio retomó su gira nacional en Alicante para después aterrizar en Marbella y anoche recalar en Úbeda, una ciudad que, curiosamente, sólo ha podido disfrutar de Raphael de veinte en veinte años. Y es que, actuó el 3 de octubre de 1976 dentro de la programación de la Feria de San Miguel de hace cuarenta años; dos décadas tuvieron que pasar para tenerle de nuevo por estos cerros, en noviembre de 1996, cuando ofreció dos sesiones consecutivas en el Teatro Ideal Cinema; y otras dos décadas se han cumplido para volver a escuchar su prodigiosa voz en la localidad en este 2016.

Ante una multitud que se agolpaba en el recinto ferial, el linarense dijo sentirse muy contento por estar «en casa» y desplegó un cuidado espectáculo, digno de ver y escuchar, que entusiasmó a un público de todas las edades y de todos los puntos de la provincia y limítrofes.

Con 'Promesas' y 'La Noche' arrancaron casi tres horas ininterrumpidas de recital, sin apenas paréntesis ni discursos, que a los presentes se les hicieron cortísimas. Sonaron también otros clásicos como 'Hablemos del amor', 'Se me va', 'No puedo arrancarte de mí', 'Por una tontería', 'Un día más', 'Yo soy aquel' y su renovada ''Yo sigo siendo aquel'. Y no faltaron momentos más intimistas con el cantante acompañado sólo al piano en 'Volveré a nacer' o a la guitarra en 'Gracias a la vida', que encontraron el contrapunto en la apoteosis colectiva generada con 'Escándalo', 'Digan lo que digan', 'Como yo te amo', 'Mi gran noche' o 'Estuve enamorado'.

Todas las canciones fueron magistralmente interpretadas pese a la dificultad que entraña actuar con una orquesta sinfónica. Y tuvieron el aliciente de los característicos guiños, gestos y poses 'made in' Raphael que le han convertido en un artista único, irrepetible, historia viva de la música. Sin duda, lo suyo es oficio.

Otras paradas

Tras Úbeda, Raphael hará parada en más de una quincena de lugares como Santander, Las Palmas de Gran Canaria, Cuenca, Málaga, Madrid, Santa Cruz de Tenerife, Murcia o Valencia hasta el 8 de octubre que cerrará esta gira en la Plaza de Toros de la Real Maestranza de Sevilla. Pero después no cerrará por vacaciones pues para noviembre tiene en agenda un nuevo disco. Lo dicho: una auténtica proeza lo de este hombre.

Temas