La última edición de las Cruces de Mayo tuvo lugar en 2019. / ROMÁN

Ocho Cruces de Mayo ambientarán el casco histórico durante el próximo fin de semana

El Ayuntamiento ha acordado los horarios con los organizadores para respetar la tranquilidad de los vecinos

ALBERTO ROMÁN Úbeda

Ocho colectivos, en su gran mayoría cofradías, participarán durante el próximo fin de semana en la festividad de las Cruces de Mayo, que vuelve tras la ausencia obligada por la pandemia. Instalarán sus cruces y sus barras en diferentes espacios del casco histórico, dando ambiente al entorno durante los días 13, 14 y 15 de mayo (de viernes a domingo). Y con el servicio de bar recaudarán fondos para su actividad durante el año.

El concejal de Festejos, Jerónimo García Ruiz, resaltó que esta tradicional festividad vuelve a retomarse con energías renovadas tras la alerta sanitaria, en una fecha que, además, coincide con la celebración de la 'Semana Santa chica', la Feria del Libro y el Festival del Cómic Europeo, por lo que «será un fin de semana cargado de actividades que dinamizarán la ciudad y la harán más atractiva, aún si cabe».

Según García, durante la cita diferentes plazas de la ciudad se engalanarán gracias a los colectivos participantes en esta fiesta, los cuales ya están preparando la ornamentación para la ocasión. Confirmó así que en esta edición serán un total de ocho las cruces que se montarán, aumentando la participación con respecto a años anteriores, lo que deja de manifiesto que esta fiesta se vuelve a celebrar con mucha ilusión.

En concreto, participarán las cofradías del Resucitado y la Humildad (plaza Primero de Mayo), Santa Cena (plaza de San Pedro), Cristo de la Pasión (plaza Álvaro de Torres), Jesús Nazareno (plaza del Ayuntamiento), Virgen de Gracia (plaza de Santo Domingo) y la Soledad (plaza Juan de Valencia), junto a la Asociación de Jóvenes de Acción Católica (patio de los Honrados Viejos de El Salvador).

García Ruiz destacó que el Ayuntamiento ha acordado con los organizadores los horarios en los que se celebrarán las Cruces de Mayo, para respetar también la tranquilidad de los vecinos de los lugares en las que se instalan. De este modo, tendrán como hora límite de cierre las dos de la madrugada el viernes y sábado, y las diez de la noche el domingo. Respecto a la música, tendrá un volumen limitado, además de restricción de horarios, y cada colectivo deberá instalar en su cruz unos servicios públicos.