Uno de los grupos participantes. / ROMÁN

Unas 800 personas de todas las edades participaron en el Encuentro de Ritmos Latinos

La grada de la plaza de toros estuvo abarrotada de público dispuesto a disfrutar de las actuaciones de nueve centros deportivos de la localidad

ALBERTO ROMÁN Úbeda

Rotundo éxito para la sexta edición del Encuentro de Ritmos Latinos, actividad que siempre ha contado con una amplia participación y que este año batió récords. Se presentó bajo el título 'La magia del baile' y tuvo lugar en la noche del pasado viernes en la plaza de toros de la localidad, cuya grada se mostró abarrotada de un público deseoso de disfrutar de las actuaciones preparadas y dispuesto a animar a todos los participantes. La actividad incluyó además un componente solidario, pues parte del dinero recaudado con la entrada irá destinado a ALES (Asociación para la Lucha contra las Enfermedades de la Sangre).

Tras dos años de parón debido a la pandemia, había ganas de retomar el encuentro y de darlo todo. Esta vez se optó por un espacio al aire libre, cambiando el pabellón polideportivo por el coso de San Nicasio. Y de nuevo la organización correspondió a la Concejalía de Salud, en colaboración con el área de Juventud, el área de Participación Ciudadana, el Centro de Participación Activa, un total de nueve centros deportivos locales y varias empresas privadas de la ciudad que quisieron sumarse a este evento.

El espectáculo lo dieron unas 800 personas de todas las edades, que protagonizaron las diferentes coreografías ante los asistentes, todo ello con muy buen ambiente de música, baile y animación. Hubo desde grupos infantiles hasta grupos de personas mayores, pasando por usuarios de diferentes colectivos y gente de todo tipo y condición que hace ejercicio a través del baile. Y aunque existió mayoría femenina, se notó el incremento de hombres con respecto a ediciones anteriores. Pero lo realmente llamativo fue que, independientemente de estas diferencias, y de la mayor o menor destreza, el baile igualó a quienes se enfundaron la ropa deportiva y pisaron el albero.

La cita fue posible gracias a la implicación de los centros deportivos de la localidad, que fueron Factory, Nuevo Atalaya Fitness Club, Bailayzumba, Marywoman, La Clave Danza Studio, Fitness Bailoterapia, Úbeda Sport, Escuela de Danza Ramoni y Aquasport. Se contó además con servicio de barra para refrescarse y recobrar fuerzas, en esta ocasión gestionado por la Cofradía Eucarística de la Santa Cena.

Temas

Úbeda