Nicolás Margarit interpretó las 'Variaciones Goldberg'. / ROMÁN

Un piano en Santa María para cerrar el Festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza

Nicolás Margarit interpretó las 'Variaciones Goldberg' dentro del ciclo de música de cámara ideado por el Grupo Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España

ALBERTO ROMÁN Úbeda

Un concierto de piano celebrado en la Basílica Menor de Santa María de los Reales Alcázares sirvió para poner el punto y final al Festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza, que cerró así la conmemoración de su veinte aniversario. Estuvo protagonizado por Nicolás Margarit, quien interpretó las 'Variaciones Goldberg', una de las grandes obras de Johann Sebastian Bach.

El público pudo así disfrutar de un excelente programa que adquirió mayor belleza gracias al espacio monumental que sirvió de escenario. Formó parte además del ciclo de música de cámara ideado por el Grupo Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España en colaboración con la Escuela Superior de Música Reina Sofía.

Un día antes, el sábado, en la sala Pintor Elbo del Hospital de Santiago, se contó con el acordeonista Iñaki Alberdi, que ofreció el programa titulado 'Suite diacrónica: Antonio Soler-Astor Piazzola'. Un recital enmarcado en el ciclo 'Conmemoraciones' que sirvió para celebrar el centenario del nacimiento de Piazzola y también para repasar algunas sonatas de Soler.

Y en Baeza, en la iglesia del convento de San Antonio, el Cuarteto Albéniz Prosegur presentó el programa 'Cuartetos románticos'. Se incluyó también en el ciclo de música de cámara del Grupo Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España.