Le piden ocho meses de cárcel por apalear a tres caballos en Úbeda

Le piden ocho meses de cárcel por apalear a tres caballos en Úbeda

A uno lo volvió asustadizo tras los golpes y a otro le causó un cólico después de pegarle en los testículos, según la acusación

Juan Esteban Poveda
JUAN ESTEBAN POVEDA

Antonio T.N., de 27 años, tiene cita esta semana en un juzgado de lo Penal de Jaén acusado de un delito continuado de maltrato animal, por el que el Fiscal le pide una condena de ocho meses de cárcel. En concreto se le acusa de apalear a tres caballos en el picadero de Úbeda donde trabajaba.

El acusado estaba empleado en el picadero como herrador de caballos en la primavera y el verano de 2016. Fue en ese tiempo donde ocurrieron los tres hechos por lo que el Ministerio Público pide contra él una pena de cárcel. En el establecimiento, ubicado en una urbanización en las afueras de la ciudad y cuyo propietario no está acusado de ninguna conducta ilícita, había siete animales de distintos dueños que los tenían allí alojados.

El 28 de junio de 2016 el acusado, supuestamente, procedió a agredir a uno de los caballos mientras lo estaba herrando, causándole lesiones en la boca y otras partes del cuerpo. El ataque le pasó factura al animal, hasta entonces dócil y que pasó a comportarse de forma asustadiza.

El acusado trabajaba como herrador en un picadero en el que había estabulados siete caballos

Al día siguiente, siempre según se intentará demostrar en el juicio, el acusado golpeó a otro caballo mientras estaba estabulado en el picadero. No consta que este animal sufriese lesiones severas que requiriesen la asistencia de un veterinario, pero sí a juicio del Ministerio Público existió el ataque.

En los testículos

El 6 de julio, en las mismas instalaciones, el acusado agredió supuestamente a otro corcel de otro dueño distinto. Le pegó supuestamente en los testículos. En este caso el animal sufrió un cólico que la acusación atribuye a los golpes, y que provocó que tuviera que ser asistido por un veterinario.

Por estos hechos, que se consideran un delito continuado de maltrato animal, además del a pena de prisión se le solicita la inhabilitación durante dos años para la profesión de herrador. Y además se le reclama que indemnice a los propietarios de los animales golpeados en 700, 500 y 250 euros.