Todos los finalistas tras la entrega de premios. / ROMÁN

Los premios del concurso de cantautores 'Sabina por aquí' se fueron para Barcelona y el norte de Francia

El galardón del jurado fue para Lía Sampai, ganadora también del trofeo a la mejor letra, y el del público lo obtuvo el trío Lunar

ALBERTO ROMÁN Úbeda

Un año más, las canciones obraron el milagro en San Lorenzo y resonaron entre sus centenarios muros para hacer brotar emociones, sentimientos y aplausos. El concurso de canción de autor de las Jornadas 'Sabina por aquí', corazón de esta cita anual, volvió a reunir a un público que valora que le canten cosas con sentido, de esas que erizan la piel y las neuronas, de las que remueven por dentro. Así ocurrió gracias a las cinco propuestas finalistas que en la noche del pasado sábado se disputaron los distintos premios, llegadas desde diferentes partes del país y del mundo, muy distintas entre sí pero, a la vez, muy parecidas a la hora de decir y de hacer disfrutar. Y también sucedió con el artista invitado de la noche, Carlos Bueso, que bordó su concierto en la recta final de la velada.

El premio del jurado se fue para Barcelona. Lo obtuvo Lía Ibáñez, quien compone, actúa, graba y siente con el nombre de Lía Sampai. Esta joven cantautora, dulce pero contundente, añadió este galardón a otros muchos obtenidos en diferentes certámenes. En este caso se ganó el favor del jurado gracias a dos preciosas canciones propias, muy pegadas a su tierra, y a una versión de 'Contigo'. Y es que, el concurso mantiene la norma de incluir en las tres interpretaciones un tema de Joaquín Sabina, como homenaje a quien da nombre a estas jornadas.

Lía Sampai estuvo acompañada por la prodigiosa guitarra de Carlo Fidel, quien curiosamente actuó después como finalista. Y no solo se llevó para casa el premio del jurado, dotado con mil euros donados por el propio Sabina, la grabación de una maqueta en el estudio privado que el cantautor tiene en Madrid y un trofeo realizado por Alfarería Tito que recrea un sabinero 'pez de ciudad'. Y es que, además, obtuvo el premio a le mejor letra. Se trató de la novedad de esta edición, un galardón otorgado por la Fundación Legado Literario 'Miguel Hernández', dotado con 300 euros, unas albarcas de esparto realizadas por el taller Ubedíes Artesanía de los hermanos Blanco y un conjunto de libros del poeta.

En lo que respecta al premio del público, con la misma dotación que el del jurado (mil euros, grabación y trofeo) y otorgado con los votos de los asistentes, se fue para el norte de Francia, ya que se lo llevó Lunar. Es un trío fundado en los pasillos del conservatorio de Lille a finales del 2019 y formado por la cantante francesa Emma Prat y los guitarristas Alonso Salaverry y Reynold Martínez, peruano y mexicano, respectivamente. Combinando música latina, jazz y canción francesa (en español y francés) con ritmos sudamericanos, Lunar regaló a los presentes una actuación íntima y preciosista en la que una voz aterciopelada empastó con dos guitarras en perfecta conjunción. La versión sabinera fue 'Calle Melancolía', la cual se llevaron a su terreno.

El jurado estuvo presidido por el director de la Agrupación Musical Ubetense, Rafael Martínez Redondo, e integrado por Paco Vilches, Fede Doncel, Cecilio Aguilera, Miryam Monforte, José Ángel Molina y Agustín Cabrera, los cuatro últimos integrantes del colectivo Peor para el Sol, organizador del concurso y de las jornadas sabineras.

Tanto el público como el jurado lo tuvieron complicado a la hora de votar, pues todos los finalistas estuvieron brillantes en una edición del concurso que quizá sea la de mayor calidad de las ocho vividas hasta el momento. Carlo Fidel, cubano llegado desde Barcelona; El Triciclo de Eva, dúo de Costa Rica formado por Marvin Quesada y José Enrique Hernández; y el dúo integrado por Gema Moruno y Rafa Lora llegado desde Alicante, se llevaron el aplauso del público y un bombín sabinero realizado en cerámica, además de la satisfacción de haber sido seleccionados para esta final entre decenas de propuestas llegadas de muchas partes del planeta.

Artista invitado

Pero la noche no se quedó ahí, pues mientras deliberó el jurado y se procedió al recuento de votos del público, se contó con Carlos Bueso como artista invitado. Un autor de esos que tanto gustan en este certamen por su condición de cantante/contante. Llegado desde Torrijos (Toledo), aunque con mucho bagaje de calle, anda tomándose en serio esto de componer, cantar y tocar, pero con un punto muy desenfadado. Con sus canciones de ida y vuelta entre Cádiz y Toledo, levantó al público de San Lorenzo y brindó un fin de fiesta a la altura. Llegó acompañado del guitarrista Borja Montenegro, buen amigo del certamen después de haber colaborado en muchas de las grabaciones que han conseguido los ganadores de anteriores ediciones y de haber pasado por las jornadas acompañando a artistas como Ondina, Mara Barros o Sole Giménez. Y también aportaron su parte Sergio Marqueta-Siibert al piano y Juan González Antón a los mandos del sonido.

Finalizaron así unas jornadas que han vuelto a dar protagonismo a la poesía y a la música, con nombres como Pedro Pastor, Valeria Castro o Rita Payés, ofreciendo además conferencias, tertulias y exposiciones. En definitiva, cultura en su máxima y variada expresión, que hace que este evento sea uno de los que mayores posibilidades presenta para Úbeda, lógicamente también por la proyección de quien le da nombre. El año que viene las Jornadas 'Sabina por aquí' cumplirán diez años. Quizá sea la excusa perfecta para dar, desde las administraciones, el empujón que necesitan para que sean el referente cultural y el atractivo turístico que están llamadas a ser.

Carlos Bueso, el trío Lunar y Lía Sampai. / ROMÁN