Menores disfrutando del campamento / Cofradía de las Lágrimas

Primeros días de juegos en el campamento de la cofradía 'Las Lágrimas'

El objetivo es proponer actividades para fomentar el compañerismo

JESÚS JIMÉNEZ RODRÍGUEZ

Los primeros días del campamento de verano organizado por la cofradía de 'las lágrimas y Nicolás de Bari' han estado protagonizados por juegos destinados a los menores. Los participantes han disfrutado de bailes, chapuzones en la piscina, un Twister gigante, yincana de colores y talleres, entre muchos otros. La mayoría de los ejercicios, además de divertirlos, tenía como objetivo fomentar el compañerismo y que todos los niños y niñas se puedan llegar a conocer mejor.

Este es el primer verano tras la pandemia que se ha podido realizar el campamento de verano, suspendido en las 2 ediciones anteriores por culpa de la situación sanitaria. Los menores participantes, acompañados por los monitores de la cofradía, han viajado hasta la playa de Aguadulce, donde disfrutarán de varios días de ocio. Se trata de una actividad no solo destinada a los miembros de la cofradía, sino que han podido acudir todos los pequeños que así lo desearan.

El campamento de verano se encuentra enmarcado dentro del tradicional 'Veranillo de San Nicolás', iniciativa que reúne a los menores los martes y jueves, para disfrutar de juegos, actividades y talleres para aprender más sobre cultura y religión. El Veranillo tendrá lugar hasta el próximo día 1 de septiembre, celebrándose sus reuniones en el parque norte, estando siempre dispuestos a recibir nuevos menores que quieran participar.

El 'Veranillo' responde al motivo por el que se creó la cofradía de 'Las lágrimas': acompañar a los jóvenes del municipio y transmitirles el espíritu cofrade y de hermandad que emana de la ciudad.