Reconocen la labor contra el tabaco del hospital de Úbeda y varios centros de salud

Entrega de los reconocimientos./
Entrega de los reconocimientos.

Han recibido el 'Nivel Bronce', que se otorga por la consecución de importantes avances y por la labor que desarrollan sus profesionales

ALBERTO ROMÁNÚbeda

Diferentes centros sanitarios, que pertenecen al Área de Gestión Sanitaria Nordeste de la provincia de Jaén, han recibido la acreditación 'Nivel Bronce' por la labor que desarrollan sus profesionales para disminuir los efectos perjudiciales del tabaco.

En concreto, la Red Andaluza de Servicios Sanitarios y Espacios Libres de Humo (Rasselh) ha reconocido el trabajo realizado por el Hospital San Juan de la Cruz de Úbeda y los centros de salud instalados en los municipios de Cazorla, Jódar, Pozo Alcón, Torreperogil, Úbeda y Villacarrillo.

Se trata de un reconocimiento, el 'Nivel Bronce', que se otorga por la consecución de importantes avances en estos centros sanitarios como ha sido la puesta en marcha de un registro de hábito tabáquico en las historias clínicas, la colocación de cartelería informativa en los diferentes espacios del centro o la vigilancia de los espacios exteriores.

Asimismo, estos centros sanitarios han impulsado un plan de formación para mejorar las competencias del personal sanitario, ofrecen una ayuda más eficaz para dejar de fumar a los pacientes con patologías específicas y disponen de un plan de comunicación a usuarios, profesionales y empresas contratadas para que estén debidamente informados de la política libre de humo y oferta de tratamiento sustitutivo de nicotina.

Plan de Tabaquismo

Estas acciones, que se desarrollan por los centros de salud y hospitales de Andalucía, se enmarcan en el Plan Integral de Tabaquismo de Andalucía (PITA) puesto en marcha en 2005 por la Consejería de Salud y Familias con el objetivo de disminuir los efectos perjudiciales del tabaco en la población andaluza. Para ello, esta iniciativa apuesta por la coordinación de todas las actuaciones necesarias para prevenir y abordar el tabaco con procedimientos de efectividad probada e incorpora medidas novedosas para vincular a toda la sociedad en la lucha frente al tabaquismo.

El consumo de tabaco es uno de los más importantes factores de riesgo de enfermedad y muerte. El tabaco aumenta el riesgo de aparición de un elevado número de enfermedades, entre las que destacan algunos tipos de cáncer, especialmente el cáncer de pulmón, EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) y enfermedades cardiovasculares a nivel de circulación coronaria (angina de pecho e infarto agudo de miocardio), cerebrovascular (ictus) y periférico (claudicación intermitente).

Para dar respuesta a este problema de salud pública, la Consejería de Salud y Familias ha puesto en marcha el Plan Integral contra el Tabaquismo en Andalucía (PITA) cuyos objetivos son prevenir el consumo de tabaco entre los adolescentes, reforzar la asistencia sanitaria para todos los fumadores que quieran abandonar este hábito, incrementar la formación de los profesionales sanitarios para ayudar activamente a lograrlo y potenciar la investigación en este campo.

Dentro del Plan Integral del Tabaquismo, la promoción de la salud juega un papel fundamental. Por eso el plan propone estrategias de prevención y deshabituación, junto a otras actuaciones adoptadas por la Junta de Andalucía en materia de control de la publicidad de tabaco y la restricción de su consumo en ciertos espacios públicos.

Este plan trata de integrar las acciones más adecuadas para la prevención del tabaquismo en distintos ámbitos, asegurar una asistencia de calidad, definir y desarrollar acciones sobre colectivos en situaciones desfavorecidas o de especial vulnerabilidad, impulsar la colaboración de otros sectores y la participación de todas las asociaciones que realizan una labor activa, además de poner en marcha la formación e investigación necesarias.

Asimismo, este Plan Integral sirve para coordinar las actuaciones sanitarias y los recursos disponibles, para mejorar la atención a las personas fumadoras, al tiempo que protege el derecho a la salud de toda la ciudadanía, sobre la base de potenciar estilos de vida saludables y promover mejores opciones y alternativas al tabaquismo. Todo ello, sobre la base de un clima de conciliación, libertad y respeto mutuo y favoreciendo la participación e implicación de toda la población andaluza.