Remodelación de la calle Valdecanales en su encuentro con el barrio de la Atalaya

Entre otras cosas se habilitará una nueva rotonda./
Entre otras cosas se habilitará una nueva rotonda.

La intención es reordenar este lugar y dotarlo de infraestructuras para garantizar la seguridad vial y la accesibilidad, fomentando la movilidad peatonal

ALBERTO ROMÁNÚbeda

El Ayuntamiento de Úbeda está acometiendo una serie de obras en el espacio público urbano integrado de la calle Valdecanales, en su encuentro con el barrio de la Atalaya. Una intervención que supondrá una inversión de 50.000 euros y que se estima que tenga un periodo de ejecución inferior a tres meses.

El concejal del área de Movilidad Urbana, Jerónimo García, destacó que esta actuación viene motivada tras las reuniones celebradas con los vecinos del lugar, quienes trasladaron al Consistorio la necesidad de una intervención en materia de reordenación de este espacio residencial, formado por el desarrollo de la unidad de ejecución 14 y de los sectores 1 y 2, entre otros. «Como siempre hemos defendido, la ciudad debe ser escuchada, tenemos que dar solución a los problemas más cercanos y hay que crecer en equilibrio», manifestó.

Como comentó García Ruiz, los vecinos hacían hincapié en la falta de regulación existente en esta zona de confluencia entre dos urbanizaciones de nueva creación. «Los viales eran anchos y creaban inseguridad, porque los coches iban a grandes velocidades e incluso se generaban carreras de vehículos los fines de semana», explicó.

Es por ello que desde el Consistorio ubetense se habían tomado algunas medidas provisionales, hasta que se ha puesto en marcha esta actuación definitiva. «De lo que se trata es de regular esta unión de urbanizaciones y darle un sentido circulatorio, pero buscando el protagonismo del peatón», dijo García, destacando que hay que garantizar la seguridad de los peatones con la anchura de los acerados para que convivan de una manera perfecta con los vehículos y asegurar la circulación de estos también de una forma regulada.

Otra de las peticiones de los vecinos era el arreglo de la calle Olvera, que presenta un pavimento muy deteriorado. Este vial será intervenido dentro de las acciones enmarcadas en los proyectos con cargo a los Fondos Financieramente Sostenibles de 2018. Por tanto, según expresó el edil, con estas dos intervenciones se pretende dar solución a las demandas que trasladaron los habitantes del lugar.

Por su parte, la concejala de Urbanismo y Obras, María del Carmen García, detalló los pormenores de la intervención, con la que se van a reducir las calzadas de las cuatro calles y se van a aumentar los acerados, buscando generar espacios estanciales para los residentes del barrio y para los viandantes.

La intención es estrechar las vías de circulación para provocar un templado del tráfico y garantizar así la seguridad vial y la accesibilidad, y fomentar la movilidad peatonal. Por otro lado, en la zona de encuentro de las cuatro vías, se ha proyectado la realización de una rotonda para posibilitar la ordenación del tráfico, en la que se incluirá vegetación.

La intervención contemplará la instalación de riego por goteo de la jardinería y el arbolado, la canalización del alumbrado público, la reforma del saneamiento, la ejecución de nuevas líneas de recogida de agua y el asfaltado del pavimento de la zona, así como la señalización vertical y horizontal.

Temas

Úbeda