Robo en el convento de Santa Clara de Úbeda y agresión a una religiosa

Convento de Santa Clara de Úbeda./ROMÁN
Convento de Santa Clara de Úbeda. / ROMÁN

Un hombre logró que le abrieran la puerta y por la fuerza se llevó el dinero existente de la venta de dulces

ALBERTO ROMÁNÚbeda

El convento de clausura de Santa Clara de Úbeda fue objeto de un robo durante el que, además, una de las religiosas que allí habitan fue agredida. Los hechos ocurrieron en la tarde del pasado sábado, a eso de las tres y media, en la parte del edificio que da a la plaza de Santa Clara donde las monjas tienen el torno desde el que venden sus dulces artesanales.

Un hombre llamó a la puerta del convento con la excusa de que venía a entregar un cheque de 1.500 euros procedente de una gala benéfica, aunque para hacerlo efectivo el convento tenía que entregarle 160 euros. Toda la conversación se mantuvo sin abrir la puerta del convento. Es más, la hermana que en ese momento atendía el torno le dijo que se marchara porque no estaban interesadas. A los pocos minutos el individuo regresó y volvió a llamar, ganándose su confianza a base de nombrar a otras personas conocidas de la comunidad. Fue entonces cuando la religiosa entreabrió el portón y el asaltante la empujó y accedió por la fuerza al interior.

Ya dentro, y según relató la monja a la Policía, el hombre la tiró al suelo y la cogió por el cuello mientras le pedía insistentemente el dinero. Finalmente la hermana consiguió convencerle de que la dejara levantarse para entregarle la caja con la recaudación procedente de la venta de dulces y del cambio preparado para ello. De esta forma, el agresor se echó al bolsillo unos treinta euros y abandonó el convento.

Tras el tremendo susto, los hechos fueron denunciados y existe un parte de lesiones (de carácter leve) por la agresión que sufrió la religiosa. El autor está identificado y se le busca desde el sábado. Según ha podido saber IDEAL, es vecino de un pueblo cercano a Úbeda, un conocido delincuente de la zona. Se confía en poder llevar a cabo en breve la detención.