La Semana Santa ubetense en miniatura

Una de las procesiones infantiles./ROMÁN
Una de las procesiones infantiles. / ROMÁN

Quince cofradías participaron en la decimosexta edición de las las procesiones infantiles

ALBERTO ROMÁNÚbeda

Entre un gran ambiente que animó la zona centro y el casco histórico de Úbeda, en la tarde del pasado sábado se desarrollaron de las procesiones infantiles de la Semana Santa Chica, organizada por la Asociación Cultural Cofrade El Sudario. La decimosexta edición de esta cita, que cada vez tiene mayor participación, comenzó en la plaza del Doctor Quesada y siguió por las calle Real y plaza del Ayuntamiento hasta desembocar en la monumental plaza Vázquez de Molina y la Basílica Menor de Santa María de los Reales Alcázares, donde hubo una ofrenda y oración a la Virgen de Guadalupe, patrona de Úbeda.

Desfilaron quince cofradías, batiéndose el récord de participación. Fueron, en este orden, Santo Entierro, Borriquillo, Virgen de Gracia, Santa Cena, Oración en el Huerto, Prendimiento, Columna, Humildad, Sentencia, Jesús Nazareno, Caída, Expiración, Angustias, Soledad y Resucitado. Cuidaron todos los detalles, dando lugar a una auténtica Semana Santa en miniatura en la que hubo costaleros, portadores, 'achuchatronos', mantillas, bandas de cornetas y tambores, capataces. Cada hermandad recreó como pudo a sus titulares, en este caso reducidos en tamaño, al igual que la cruz de guía que abrió cada procesión.