Taller de repostería y posterior concurso para endulzar el pórtico de la Navidad

Un momento del concurso./
Un momento del concurso.

Los premios fueron para Tomi Poisón por sus mantecados de almendra, María Dolores Cano por su tarta de turrón e Isabel Rus por sus empanadillas de cabello de ángel

ALBERTO ROMÁNÚbeda

El Ayuntamiento desarrolló, a través de la Concejalía de Participación Ciudadana y junto a Pastelería Vandelvira, el ya clásico taller de repostería navideña con su posterior concurso de dulces navideños, que llegó a su sexta edición repitiendo el éxito de las anteriores.

El taller, este año clase magistral, se impartió el pasado martes en dos turnos, uno de mañana y otro de tarde, en el obrador de Pastelería Vandelvira. Gracias a su responsable, Almudena Molina, los participantes aprendieron a elaborar, entre otras cosas, mantecados de naranja y anís, troncos de navidad o alfajores.

Unos días más tarde, el jueves, los inscritos participaron en el sexto concurso de dulces navideños, que se realizó en el Centro de Interpretación Olivar y Aceite ubicado en la Casa de la Tercia. Los premios fueron para Tomi Poisón por sus mantecados de almendra, María Dolores Cano por su tarta de turrón e Isabel Rus por sus empanadillas de cabello de ángel. Hubo además un accésit y para Rocío Jurado por sus gorros de Papa Noel.

Todas ellas recibieron sus respectivos diplomas acreditativos y premios que consistieron en elementos decorativos y menaje de cocina. El jurado del concurso estuvo compuesto por la propia Almudena Molina, Antonio Lendínez y Pedro de la Blanca, estos últimos cocineros en el Parador de Úbeda. Y durante el acto, además, se ofreció un café a los participantes y se degustaron los platos presentados.