Una de las procesiones infantiles en la plaza de San Pedro. / ROMÁN

Una tarde para jugar a las procesiones

La 'Semana Santa chica' regresó con la participación de un total de quince cofradías

ALBERTO ROMÁN Úbeda

Hasta quince cofradías participaron en la tarde del sábado en la 'Semana Santa chica', iniciativa que se retomó tras dos años de ausencia y que volvió a coincidir con la celebración del fin de semana de las Cruces de Mayo. Siguiendo el orden establecido, estas procesiones infantiles recorrieron el trayecto existente entre la plaza de San Pedro y la plaza Primero de Mayo, pasando por las calles Real y María de Molina, donde se generó un gran ambiente de personas que quisieron disfrutar de estos simpáticos desfiles en miniatura a los que no les faltó ni un detalle. Fue así gracias a que las hermandades movilizaron a numerosos niños y jóvenes que jugaron a las procesiones.

Tras dos años de obligado parón por las restricciones sanitarias, la ilusión era mucha, sobre todo entre los más pequeños, que fueron los auténticos protagonistas y entre los que se intentó dar a conocer la Semana Santa, de una manera distinta, y promover así la arraigada tradición cofrade que existe en la localidad. Esos son los objetivos de esta propuesta organizada por la Asociación Cultural Cofrade 'El Sudario' con la colaboración del Ayuntamiento, además de pasar una tarde muy divertida.

La mesa para pedir la venia se localizó en el Teatro Ideal Cinema, en la calle Real, donde cada una de estas procesiones fue haciendo parada. Y al finalizar, todas las cofradías participantes recibieron como obsequio una tulipa realizada en cerámica ubetense por Alfarería Tito. Después tuvieron la oportunidad de realizar una ofrenda floral a la Virgen de Guadalupe en la Basílica Menor de Santa María.