Teatro para reflexionar sobre la situación de los jóvenes de África

Saludo del autor tras finalizar la representación./
Saludo del autor tras finalizar la representación.

San Lorenzo acogió el estreno en España de 'El aterrizaje', sobre los dos adolescentes que murieron intentando alcanzar Europa ocultos en el tren de aterrizaje de un avión

ALBERTO ROMÁNÚbeda

La iglesia de San Lorenzo acogió el estreno en España de la obra 'El Aterrizaje', del dramaturgo togolés Kangni Alem con dirección de Vicente Nieto, una actividad que se enmarcó en la programación de la segunda edición del Seminario Internacional sobre Cooperación para el Desarrollo con África Subsahariana que desde el lunes y hasta hoy miércoles se desarrolla en Úbeda. Se trata de un encuentro organizado por la Universidad de Jaén (UJA) y la Fundación Huerta de San Antonio (FHsA), con la financiación de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo, que supone una oportunidad para escuchar la voz africana en el contexto de la cooperación internacional.

La obra está basada en los hechos ocurridos el 2 de agosto de 1999 cuando un avión comercial procedente de Conakry (Guinea) llegó a Bruselas con dos adolescentes que murieron congelados intentando alcanzar Europa ocultos en el tren de aterrizaje. Entre sus ropas se encontró una carta en la que pedían a Europa que ayudara a los jóvenes de África. El texto se centra en las horas previas que vivieron estos dos jóvenes estudiantes de 14 y 15 años, Yaguine Koita y Fodé Tounkara, lo cual sirve para ahondar en los motivos que les llevaron a realizar este fatídico y dramático viaje.

En dicho montaje, que por primera vez se representó en nuestro país, participó de manera activa Vicente Nieto, que tradujo y adaptó el libreto de la obra para el estreno, escribiendo además un prólogo. Colaboró la Fundación Huerta de San Antonio y el alumnado de la Escuela de Arte Casa de las Torres de Úbeda. Su profesor, Juan Francisco Saldaña Calle, diseñó la escenografía en exclusiva para la ocasión y la elaboró con la ayuda de sus alumnos.

El reparto estuvo integrado por Juan Hipólito, Andrés Hipólito, José Fuentes, Rocío Ruiz y Mari Carmen Moreno. El sonido y la iluminación correspondió a Antonio Jesús Villacañas Martos y Pedro Jiménez participó como tramoyista. Durante la función se contó con la presencia del propio autor, el dramaturgo togolés Kangni Alem.