Tractorada para protestar por los bajos precios del aceite y exigir la regularización de los regadíos

Concentración en el recinto ferial. / ROMÁN

Participaron alrededor de 400 vehículos agrícolas que causaron retenciones en varias carreteras y en la parte norte de Úbeda

ALBERTO ROMÁNÚbeda

Alrededor de 400 tractores procedentes de toda la comarca de La Loma se reunieron este martes en Úbeda para participar en la manifestación-tractorada convocada para protestar por los bajos precios en origen del aceite de oliva y pedir a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) la regularización de regadíos, así como para clamar contra la despoblación del medio rural.

La movilización fue convocada por la Asociación Provincial de Regantes del Olivar (AproJaén), la Asociación de Regantes de Andalucía (Areda) y Profesionales de la Agricultura y Ganadería de Jaén (PAG Jaén). Desde primera hora partieron columnas de tractores desde Villanueva del Arzobispo, Iznatoraf, Villacarrillo, Sabiote, Torreperogil, Begíjar, Ibros, Baeza y Rus, causando importantes retenciones de tráfico en varias carreteras de la provincia de Jaén.

Las distintas caravanas llegaron a Úbeda entre las once y las doce, donde se unieron a otro grupo de tractores de la ciudad Patrimonio de la Humanidad. Los vehículos agrícolas realizaron un recorrido por la parte norte de la ciudad, generando igualmente problemas en la circulación, aunque la abundante presencia de Policía Local, Policía Nacional y Guardia Civil evitó taponamientos mayores.

Posteriormente, los participantes se concentraron en el recinto ferial de Úbeda, donde estuvieron llegando de forma escalonada y por bloques durante dos horas. Allí, sobre el remolque de uno de los tractores, se leyó un manifiesto e intervinieron los responsables de las tres entidades convocantes. El vicepresidente de AproJaén-Areda, Agustín Rodríguez, mostró su satisfacción por la respuesta de los agricultores a la convocatoria, ya que «la comarca de La loma se ha volcado con esta tractorada».

El objetivo fue «protestar de forma contundente por la ruina que suponen los actuales precios del aceite de oliva». Rodríguez señaló que «es el problema más grande de Jaén en estos momentos, con precios que están lejos de cubrir los costes de producción».

Por otro lado, apuntó que se ha producido un toque de atención muy claro a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, que todavía tiene a más de 50.000 hectáreas de olivar de regadío, 30.000 de ellas en La Loma, pendientes de regularizar desde hace años. Los convocantes de la protesta también se quejaron de la discriminación que sufre Jaén respecto a otras provincias, que empezaron el proceso de regularización al mismo tiempo y ya tienen sus regadíos autorizados, lo que no sucede en Jaén.

Además, lamentaron que las autorizaciones de riego extraordinario lleguen tarde y con una dotación menor que en campañas anteriores, algo que tampoco sucede en otras provincias de la cuenca del Guadalquivir.

Por su parte, el presidente de PAG Jaén, Santiago Bañón, dejó claro que la economía de la provincia de Jaén depende del olivar, por lo que supone un gran perjuicio que la gran distribución utilice el aceite de oliva como un producto gancho con precios muy bajos, sin darle importancia a la calidad. «Las administraciones tienen que empezar a controlar esta situación para que no exista una subasta continua que lleve el aceite de oliva a unos precios que arruinan a miles de agricultores», indicó.

En este sentido, comparó la situación de España con Italia, donde el aceite de oliva es un producto valorado y de calidad y el agricultor recibe el doble de precio que en nuestro país.

Además, el presidente de AproJaén-Areda, Marcelo Morales, defendió que pagar el aceite de oliva a un precio justo al agricultor no tiene por qué afectar al consumo, pues «tres euros por un litro de aceite de oliva es algo que está al alcance de cualquier persona». Respecto a la situación de los regadíos, criticó que la dotación de riego para la provincia de Jaén haya bajado hasta los 800 metros cúbicos y se lamentó de que hayan pasado más de diez años y la CHG aún no haya regularizado estas 50.000 hectáreas de regadío en Jaén.

Esta movilización fue la continuación de la gran manifestación de regantes celebrada en Jaén el pasado 15 de marzo, que reunió a agricultores de toda la provincia de Jaén, y los organizadores anunciaron que seguirán organizando movilizaciones hasta que obtengan soluciones a los problemas que plantean. Las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA, Infaoliva y Cooperativas Agro-alimentarias prevén reunir mañana miércoles en la capital jiennense a 5.000 olivareros procedentes de todos los municipios de Jaén y de otras provincias andaluzas para pedir soluciones a la crisis de precios en origen del aceite.

Varios momentos de la concentración. / ROMÁN