Rafael Marcos, Juan Miguel Redondo y Jerónimo García. / ROMÁN

El ubetense Juan Miguel Redondo presentó su libro 'Cuando las sirenas no eran las nuestras'

Aborda el relato desconocido de los bomberos de Madrid durante los mil días de la Guerra Civil

ALBERTO ROMÁN Úbeda

El Teatro 'Diego Martínez' de La Cultural acogió en la tarde del pasado viernes la presentación del libro titulado 'Cuando las sirenas no eran las nuestras (El relato desconocido de los bomberos de Madrid durante los mil días de la Guerra Civil)'. Un trabajo del ubetense Juan Miguel Redondo, inspector jefe jubilado del cuerpo de bomberos de Madrid. El acto fue introducido por Rafael Marcos Braojos, jefe del Servicio de Extinción de Incendios de Úbeda, quien destacó la labor de investigación realizada por el autor y lo apasionante de los hechos narrados.

También asistió el concejal de Seguridad Ciudadana, Jerónimo García, que igualmente felicitó a Redondo. Este, por su parte, contó que la idea del libro surgió tras publicar su anterior trabajo, 'Memorias de un bombero', y una vez que fue destinado al museo y archivo histórico, donde comenzó a indagar en el pasado de su profesión y de muchos compañeros, encontrando muchos hechos que precisaban ser contados.

El libro narra cómo a las 4:25 horas del 7 de noviembre de 1936, el ejército sublevado comienza a sembrar la muerte y la destrucción en Madrid, y cómo cientos de bombas caen sobre la ciudad. Ante ello, los coches de bomberos salen como centellas a atender múltiples avisos, puesto que la ciudad arde y las víctimas necesitan el socorro de un cuerpo de profesionales de la vida. Con ese punto de partida, el autor hace una reconstrucción de la historia de los bomberos de Madrid durante la Guerra Civil, logrando un relato apasionante de personas que lo dieron todo por dignificar su profesión en tiempos enemigos del honor y la vida.

Juan Miguel Redondo Toral (Úbeda, 1954) ha vestido el uniforme de bombero durante treinta y cinco años. Dentro del cuerpo ha ejercido las jefaturas del parque de Santa Engracia, del departamento de Extinción de Incendios, Inspecciones y Proyectos, y del Museo y Archivo Histórico. Hoy, jubilado, dedica su tiempo a devolver una deuda personal y profesional al cuerpo de bomberos escribiendo sobre su historia.

Temas

Úbeda