Un ubetense será el primer Rey Mago ciego en la cabalgata de Sevilla

Cristóbal Martínez recibiendo la corona de Baltasar./ABC
Cristóbal Martínez recibiendo la corona de Baltasar. / ABC

Se trata de Cristóbal Martínez Fernández, actual delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla

ALBERTO ROMÁNÚbeda

Un ubetense será emisario de los Reyes Magos de Oriente en la cabalgata del día 5 de enero que se celebrará en Sevilla. Se trata de Cristóbal Martínez Fernández, actual delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, quien ha sido designado como representante de Baltasar en la capital hispalense, donde se ha destacado que pasará a la historia de la ciudad por ser el primer Rey Mago ciego.

En días pasados el ubetense recibió la corona de Baltasar de manos del alcalde de Sevilla, Juan Espadas. Se mostró emocionado y dijo asumir este alto honor con orgullo «por los hombres y mujeres de la ONCE que dedican su vida a repartir ilusión y por los afiliados y trabajadores del Grupo Social ONCE». Y pidió que se mantenga vivo «el afán por querer ser mejores personas cada día como ocurre en la Noche de Reyes».

Cristóbal Martínez Fernández ha estado al frente de los departamentos de Juego y de Servicios Sociales de la ONCE en Granada, y también es presidente de Federación Andaluza de Deportes para Ciegos y de la Asociación Cultural de Personas Ciegas y Discapacidad Visual de Andalucía.

En la cabalgata del Ateneo de Sevilla estará acompañado por Ángel Aguado Aparicio (Gaspar), director regional de Andalucía occidental y Extremadura del Grupo El Corte Inglés, y Miguel Gallego Jurado (Melchor), empresario de gran notoriedad, tanto en Andalucía como en Europa y Centroamérica, que gestiona Grupo Migasa.

Según informó ONCE, la cabalgata del Ateneo de Sevilla de 2019 será la más inclusiva, accesible e integradora de las 101 que se han celebrado hasta ahora, no solo por la presencia por primera vez en la historia de una persona ciega encarnando la figura del Rey Baltasar, sino por la apuesta por facilitar la participación activa de personas con discapacidad en el cortejo y los medios que van a garantizar esa accesibilidad.