Fiesta dedicada a San Miguel Arcángel. / ROMÁN

Los ubetenses celebraron el día de San Miguel entre el recinto ferial y los bares

En la iglesia de los Carmelitas Descalzos tuvo lugar la fiesta dedicada al Patrón de Úbeda, que este año tampoco procesionó

ALBERTO ROMÁN Úbeda

Los ubetenses vivieron ayer el día grande de las fiestas patronales entre el recinto ferial, donde los más pequeños disfrutaron de las atracciones, y los establecimientos hosteleros del casco urbano, donde las terrazas estuvieron a pleno rendimiento. Y en muchos casos hubo paradas intermedias en las actividades programadas, tanto las infantiles como las dirigidas a público adulto.

También ayer se celebró la fiesta principal dedicada a San Miguel por su grupo parroquial con motivo de su festividad, que estuvo precedida en los días previos por el habitual triduo. Por segundo año se optó por no sacar al patrón de Úbeda por las calles del centro y el casco histórico debido a la situación de alerta sanitaria, pero sí tuvo lugar, a las doce del mediodía, la tradicional eucaristía en la iglesia conventual de los padres Carmelitas Descalzos, donde se montó un altar para la imagen del arcángel.

La misa fue presidida por el carmelita Paco Víctor López Fernandez y concelebrada por diferentes sacerdotes de la localidad, contando con la asistencia de numerosos fieles y ubetenses en general. El coro Humildad y Fe puso la parte musical a la celebración, así como la Agrupación Musical Ubetense interpretando el himno de la ciudad. Como curiosidad, se conmemoró el 50 aniversario de la bendición de la imagen de San Miguel que preside de la portada del templo del mismo nombre, realizada por el recordado artista ubetense Marcelo Góngora.

Previamente, a primera hora de la mañana, la Agrupación Musical Ubetense, dirigida por Rafael Martínez Redondo, desfiló por diferentes calles de la ciudad anunciando, a modo de diana floreada, el inicio del día grande de las fiestas.

En una jornada espléndida de sol y buena temperatura, típica del conocido como veranillo de San Miguel, cientos de ubetenses se echaron a la calle y pasearon hasta el recinto ferial, tanto en su horario de mañana como de tarde, viéndose numerosas familias en torno a las atracciones, donde quienes disfrutaron realmente fueron los más pequeños. A la hora de la comida y de la cena también funcionaron muy bien los bares instalados, todos ellos con mesas y sillas para el público en base a la normativa.

Aunque el verdadero ambiente, más a mediodía que por la noche, estuvo en los bares de la ciudad, muchos de los cuales decoraron sus terrazas con farolillos y otros motivos relacionados con la feria. Ayer fue complicado encontrar una mesa libre.

Respecto a la programación, en el apartado infantil del patio trasero del Hospital de Santiago hubo dos citas. Por la mañana se pudo disfrutar del espectáculo 'Ayer y hoy' de la compañía Trotonix, cuyo protagonista hizo malabares con todo tipo de objetos. Y por la tarde fue el turno de la compañía de Paco Pacolmo, que presentó su divertida propuesta 'Vagabundos'.

Para hoy

- Día solidario: Dedicado a los niños y niñas con síndrome de Asperger. Desde las 19:00 a 21:00 horas el recinto ferial funcionará sin que se emita música en las distintas atracciones.

- 18:30: Programación infantil. Teatro de calle en el patio trasero del Hospital de Santiago. Los payasos Salpiñoni presentan '25 aniversario'.

- 20:30: Muestra de Teatro de Otoño en el Teatro Ideal Cinema. Representación de 'Eduardo II, ojos de niebla'.

- 21:00: Programación cultural en el auditorio del Hospital de Santiago. Segunda edición de 'Arte flamenco de la tierra' con Paco Sánchez y Alba Martos al cante, José Romero y Julio Romero a la guitarra, y Amparo Navarro al baile. Organiza Asociación Cultural Flamenca de Úbeda. Entrada: 5 euros.

'Ayer y hoy' de la compañía Trotonix. / ROMÁN