Virginia Almazán pronunció un emotivo Pregón de la Juventud Cofrade

Virginia Almazán durante su intervención./ROMÁN
Virginia Almazán durante su intervención. / ROMÁN

Dejó patente la existencia de muchos jóvenes comprometidos con la labor y los valores de las cofradías

ALBERTO ROMÁNÚbeda

El Teatro Ideal Cinema acogió en la noche del pasado viernes la quinta edición del Pregón de la Juventud Cofrade de la ciudad de Úbeda, acto organizado por la vocalía de juventud de la Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestra Señora de Gracia. Tuvo como protagonista a Virginia Almazán López, ubetense muy involucrada en el ámbito semanasantero, por tradición y convicción, actualmente en la vocalía de juventud de la Unión Local de Cofradías.

Con su propio ejemplo y el de su entorno, la pregonera dejó patente la existencia de una juventud comprometida con la labor y los valores de las hermandades, lo cual es una importante garantía de futuro. A través de su discurso demostró que los jóvenes tienen mucho que decir en las cofradías y que es muy importante transmitirles desde pequeños todo lo que supone de fe y tradición la Semana Santa. Ese fue su caso, según contó. También es un ejemplo claro de que los jóvenes responden si se les da confianza y responsabilidad.

Desde el atril habló de sus recuerdos, de cómo fu aprendiendo lo que significa la Semana Santa, que puede ser a la vez la continuidad de una tradición familiar, un lugar de encuentro con amigos y un espacio en el que aprender y afianzar las creencias. Aludió así a sus vivencias personales, sobre todo en las hermandades de las que forma parte: Nuestra Señora de la Soledad, a la que acompaña cada Viernes Santo con la trompeta, tocando los característicos lamentos; Jesús Resucitado, con la que cada Domingo de Resurrección procesiona dentro de la banda de cornetas y tambores; y Nuestra Señora de las Lágrimas, cofradía a la que esta futura educadora se unió hace unos años tras conocer de cerca el magnífico trabajo que sus responsables realizan con los jóvenes.

Con la mirada hacia las alturas, Virginia Almazán no olvidó recordar desde el escenario a quienes ya no están y fueron muy importantes para ella en su crecimiento como cofrade y como persona. En definitiva, dio forma a un pregón salido del corazón de una ubetense enamorada de su Semana Santa. El acto fue presentado por Francisco José López González e incluyó música en directo a piano y clarinete, evocando algunas marchas procesionales importantes para la pregonera. Asimismo, durante el discurso se fueron proyectando al fondo del escenario imágenes de diferentes momentos de la Semana de Pasión.