Una de las obras de gran formato de la exposición.

Virginia Bersabé reflexiona desde los muros de San Lorenzo sobre el paso del tiempo

El templo acoge una exposición de la artista cordobesa enmarcada en el hermanamiento de la Fundación Huerta de San Antonio y la Fundación Antonio Gala

ALBERTO ROMÁN Úbeda

La iglesia de San Lorenzo acoge hasta el próximo mes de mayo la exposición de pintura titulada 'Y besarás la frente de tu tiempo', de la que es autora Virginia Bersabé, quien ha reunido algunas de sus últimas obras, en su mayoría de gran formato. Una muestra que surge del hermanamiento y la colaboración entre la Fundación Huerta de San Antonio, responsable de la recuperación del templo ubetense para la cultura, y la Fundación Antonio Gala, con sede en Córdoba y de la que procede la artista.

La mujer mayor es el eje central en la creación de Bersabé (Córdoba, 1990), una joven artista, licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla, que demuestra tener gran personalidad en su pintura. Los formatos en los que se expresa van desde pequeños cuadernos de viaje hasta lienzos de más de tres metros, incluso las paredes de un cortijo abandonado. Sus vivos colores al gouache ponen de relieve una íntima conexión con sus ancianas modelos, explorando la relación de sus cuerpos envejecidos con el entorno, con su identidad y su memoria.

Es un diálogo intergeneracional el que mantiene la autora basado en la mutua confianza y en la indagación profunda en las vidas de sus modelos. Historias diversas de las que la artista extrae el patrón que las une a todas, haciendo visible la realidad de un colectivo a menudo olvidado. La exposición 'Y besarás la frente de tu tiempo' mantiene este tono reivindicativo. En ella se muestran los últimos trabajos de la artista, junto con un lienzo realizado ex profeso para San Lorenzo, que tantas similitudes guarda con sus intereses: la permanencia, contra todo pronóstico, del amor y la conciliación.

Desde el título, 'Y besarás la frente de tu tiempo', ya se insinúa la idea de veneración y espiritualidad. La 'Y' inicial deja en suspenso una idea anterior, acaso una vida que no conocemos, y nos entrega un verso final y definitivo: la vejez. Una entidad vaporosa, que se desvanece como los fondos neutros de la pintura de Bersabé, «otra gran metáfora de esa memoria cada vez más difusa, más blanca, transparente hasta su casi desaparición», como afirma el escritor Javier Temprado.

Virginia Bersabé ha participado en numerosas exposiciones colectivas, entre las que se cuentan las llevadas a cabo en museos de tanto prestigio como el CAC de Málaga y el MEAM de Barcelona. Así mismo, ha participado desde 2017 en exposiciones colectivas en Francia y Estados Unidos con PDP Gallery, una galería de arte urbano y contemporáneo con sede en París. Entre sus últimas exposiciones individuales hay que destacar las realizadas en la Casa de la Provincia y Galería Espacio Olvera (Sevilla), espacio Box 24 (Argel), Galería Besada (O Grove), Museo Municipal de Écija, CEART (Fuenlabrada) y en la Fundación Antonio Gala (Córdoba).

Destaca también su participación en numerosas residencias artísticas y festivales, tanto en España como en el extranjero, entre las que están la Fundación Antonio Gala, en Córdoba; ARTifariti, en Sahara Occidental; e International Art Residency en Santiniketan y Chitrashaala 2015, ambas en la India. Entre los últimos premios destacan la mención de honor en el Premio Nacional de Pintura Paul Ricard 2019.

Algunas de sus obras forman parte de prestigiosas instituciones y colecciones, entre las que está la Universidad de Sevilla, la Fundación Antonio Gala, el Vaticano, la Birla Academy of Art and Culture (Calcuta, India), el CAC de Málaga y el MEAM de Barcelona. Desde 2011 desarrolla 'Perdidas en un cortijo andaluz', un proyecto de intervención pictórica sobre los muros de cortijos abandonados de Andalucía en el que une su investigación sobre la memoria y las mujeres con la arquitectura abandonada y la historia del campo andaluz.

En 2018 fue seleccionada por el MEAM de Barcelona para ser parte de la exposición 'Mujeres artistas hoy', una muestra de las más sobresalientes pintoras y escultoras figurativas de la España contemporánea. También participó, en junio de 2018, en la primera exposición de pintores vivos que se ha realizado en la Casa Sorolla, en Madrid. Así mismo, recibió el XIX Premio de Artes Plásticas Canal Sur-El Público por su destacada labor creativa y la exposición 'Manojo de recuerdos'. Recientemente ha sido ganadora de la beca de creación Daniel Vázquez Díaz 2020 por la Diputación de Huelva y de la 'Ayuda para la investigación, creación y producción artísticas en el campo de las artes visuales' del Ministerio de Cultura de España.

Hermanamiento

Como parte del hermanamiento entre la Fundación Huerta de San Antonio y la Fundación Antonio Gala para Jóvenes Creadores, los residentes de la vigésima promoción de esta última visitaron en días pasados la ciudad ubetense y la iglesia de San Lorenzo para participar en varios actos culturales que materializaron esta estrecha colaboración. Junto a la inauguración de la exposición de Virginia Bersabé, estuvieron en la presentación de la antología poética 'Islas errantes. 20 años de poesía en la Fundación Antonio Gala', que ha coordinado el ex residente y tutor de poesía de la entidad cordobesa, Ben Clark, y que reúne versos de veinte poetas que han residido en la fundación durante sus veinte años de vida.

Una antología que ha sido publicada dentro de la colección de poesía de la editorial Juancaballos, proyecto literario de la Fundación Huerta de San Antonio, y en cuya presentación intervinieron Luis Foronda, Violeta Font, Miguel Sánchez Santamaría, Laura Vinós, María Domínguez del Castillo, Juan Manuel Benítez Grima y Darius Bogdanowicz. Igualmente, los residentes realizaron una ruta literaria por los lugares de Úbeda que el escritor y vicepresidente de la Fundación Antonio Gala, Antonio Muñoz Molina, cita en su obra 'El jinete polaco'.