Concentración ante el Ayuntamiento de Úbeda. / Román

Las investigaciones policiales se esfuerzan por esclarecer el «inexplicable» crimen de Úbeda

El juzgado de instrucción decretó el secreto de sumario desde el primer momento por la complicación del caso

A. ROMÁN Y E. LÓPEZ

Desde el primer momento se supo que el caso sería especialmente complicado y delicado. Fue el juzgado de instrucción número 2 de Úbeda quien decretó el secreto de sumario y la delegada del Gobierno en Andalucía lo confirmó. La investigación es especialmente compleja por el fallecimiento de los cuatro implicados directos , un crimen que se calificó como «inexplicable» desde el instante en que se conoció, con el asesinato, presuntamente, de una mujer y sus dos hijos a manos del marido, que se tiró por el balcón y acabó con su vida.

De esta forma, con el secreto de sumario se evita que haya interferencias en la investigación hasta su levantamiento, que será cuando abogado y procurador de la defensa, acusación particular y popular podrán acceder al sumario con la investigación concluida para realizar las acusaciones pertinentes con los datos objetivos analizados y presentados.

La delegada del Gobierno en Andalucía, Sandra García, se sumó a la concentración frente al Ayuntamiento ubetense donde se guardaron tres minutos. «Ya son tristemente cinco las mujeres asesinadas en Andalucía y 21 en España en lo que llevamos de año», dijo García.

La delegada territorial de la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local en Jaén, Raquel Morales, recordó que no existía denuncia previa, «lo cual no quiere decir que no hubiera problemas detrás». Aun así, subrayó que «tenemos que ser prudentes y respetuosos con el sistema judicial, mientras ellos no se pronuncien, nosotros tampoco lo haremos, pero es un hecho doloroso».

«Deficiencias» en el sistema de protección de las víctimas

Las quejas llegadas al Defensor del Pueblo ponen de manifiesto «deficiencias significativas» en el sistema de protección de las víctimas de violencia de género. El titular de la institución, Francisco Fernández Marugán, aseguró ayer en el Congreso de los Diputados que el modelo de prevención sigue fallando a causa de la poca formación especializada y la escasa «coordinación entre los distintos niveles territoriales de intervención». Marugán, que compareció para explicar los informes de 2018 y 2019, condenó el asesinato de una mujer y sus dos hijos en Úbeda. Desde el año 2003, 1.054 mujeres han perdido la vida a manos de sus parejas o exparejas, mientras que 37 niños han sido asesinados por sus padres desde 2013.

En la mayoría de los casos se han detectado dificultades originadas por «falta de recursos materiales o humanos» para atender a los sistemas integrales de asistencia. También han sido muy numerosas las quejas de las víctimas, que denuncian «sentirse solas, cuestionadas, no escuchadas y abandonadas por los poderes públicos».